Mercados

El Ibex pierde un 5% en cinco jornadas consecutivas a la baja

El Ibex osciló ayer entre las pérdidas y las ganancias y al final terminó cediendo un 0,54% en su quinta jornada consecutiva a la baja. El índice ha perdido un 5% en este lapso de tiempo y se aleja de los 13.000 puntos. Ayer cerró a 12.755,2

No hay manera de que la Bolsa española levante cabeza. El índice estuvo en positivo ayer a primera hora de la tarde, después de llegar a ir perdiendo un 1,6% al comienzo de la sesión. El discurso firme de la Fed y de la Casa Blanca a favor de un dólar fuerte y del combate decidido contra la inflación propició que el euro y el petróleo cotizasen a la baja, pero no bastó. Al final, el selectivo cedió un 0,54%. Tras cinco días seguidos a la baja, el Ibex se ha depreciado un 5%, lo que se traduce en una pérdida de capitalización de 43.220 millones de euros.

No todos los valores tuvieron un mal día. Así, el Grupo Santander terminó la jornada con una ganancia del 1,55%; Acciona se revalorizó un 1,54% y Gas Natural, un 0,64%. En cambio, Cintra cedió un 5,26%; Sacyr, un 4,85% y Acerinox, un 4,05%.

La caída de la Bolsa española estuvo en línea con Europa, donde el Euro Stoxx cedió un 0,63%; el Cac un 0,8% y el Dax, un 0,65%, en EE UU, Wall Street no acogió demasiado mal los mensajes de firmeza contra la inflación tanto del Gobierno, como de la Fed. El Nasdaq cedió un 0,43%; el S&P 500, un 0,24% y el Dow subió un 0,08%. La situación sigue siendo la misma que en los últimos meses: una gran incertidumbre sobre la economía.

La capitalización del índice ha disminuido 43.220 millones en una semana

Por un lado, hay factores positivos. 'La destrucción de empleo está siendo menor que en 2001 y en recesiones anteriores', dice Simon Ward, economista de New Star. 'La fortaleza de la exportación, sobre todo de las economías emergentes, está haciendo de soporte para EE UU (...). Al final, la economía global está yendo bastante mejor de lo que muchos economistas esperaban', concluye Ward.

Pero al mismo tiempo, sigue pesando el petróleo, que ha bajado varios dólares en las dos últimas sesiones, pero sigue siendo un 90% más caro que hace 12 meses. 'Los fundamentos de oferta y demanda auguran una fortaleza sostenida de las materias primas, a pesar de la debilidad económica estadounidense y del nerviosismo generalizado de los mercados financieros' explica Evy Hambro, de la gestora Blackrock.

La amenaza de la inflación sigue presionando sobre la economía mundial. Richard Fisher, presidente de la Reserva Federal de Dallas, envió ayer un 'mensaje claro' por parte de la Fed: 'No toleraremos que sigan creciendo las expectativas inflacionarias'.

El huracán económico de China

Las Bolsas chinas sufrieron ayer su peor jornada del año. El índice Shenzhen retrocedió un 8,02%, mientras que Shanghai se dejó un 7,73%. Detrás de la caída bursátil hay dos factores: una sobrevaloración de activos por un lado y, por otro, el anuncio del banco central chino de nuevas medidas para moderar el crecimiento del crédito y las presiones inflacionarias. Al contrario de lo que ocurrió en febrero pasado, el desplome bursátil no ha desembocado en un ajuste bursátil global.

Consumo de energía. China es hoy el segundo consumidor del mundo de petróleo, con 7,95 millones de barriles al día. Un dato muy relevante es que el 40% del incremento de la demanda durante los últimos tres años se debe precisamente al gigante asiático.

Contribución al PIB. La gestora Invesco pronostica para China un crecimiento del PIB del 10% para este año y del 9% para el año que viene. Más importante que eso es la contribución de China al PIB mundial. En el año 2007, su aportación representó más de un 10% del crecimiento mundial en 2007, el segundo más importante tras EE UU.

Reservas en divisas. El mayor volumen de reservas en divisas del mundo está en manos de China, un 24,6% de las reservas totales. Buena parte de este dinero está invertido en bonos de EE UU. China es, de hecho, el mayor financiador individual de bonos hipotecarios de EE UU.