Retribución

Sotogrande aprueba pagar un dividendo bruto de 0,13 euros con cargo a los resultados de 2007

Sotogrande, empresa inmobiliaria del grupo NH y con sede en San Roque (Cádiz), aprobó en su junta general de accionistas pagar un dividendo bruto de 0,13 euros por acción con cargo a los resultados del ejercicio 2007.

Según los acuerdos adoptados en su junta de accionistas del pasado seis de junio, remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y consultados por Europa Press, durante la celebración de la junta se aprobaron las cuentas anuales correspondientes al ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2007 y el informe de gestión tanto de la sociedad como de su grupo consolidado, así como la gestión del consejo de administración durante el pasado ejercicio.

También se aprobó la fusión por absorción por parte de Sotogrande SA de la entidad mercantil Hoteles y Gestión Sotogrande SL, encargada de la gestión de algunos establecimientos del complejo, con la consiguiente disolución sin liquidación de ésta última, que transmite en bloque todo su patrimonio social a Sotogrande SA y la subrogación de ésta en todos los derechos y obligaciones de aquella.

Según la comunicación remitida a la CNMV, Sotogrande SA era la única titular de la totalidad de las participaciones sociales de la sociedad absorbida, por lo que la fusión se realizará sin ampliación de capital de la absorbente, sin modificación de los estatutos de Sotogrande ni de los administradores de ésta.

Asimismo, se aprobó la renovación a los consejeros Jesús Ignacio Aranguren y Gabriele Burgio como consejeros dominicales, y Manuel Herrando y Prat de la Riba como consejero externo, todos por un periodo de cinco años, como consecuencia del vencimiento de su mandato; así como el nombramiento de Ignacio Navasqués y Teresa Casla como consejeros independientes.

Por último, se renovó también la autorización al consejo de administración para la adquisición de acciones propias, mediante su compra en un mercado secundario oficial y por un precio no inferior a su valor nominal, ni superior a su valor de cotización en el momento de la compra, sin que el valor nominal de las acciones pueda exceder del 5% del capital social.