_
_
_
_
_
Automóviles

La venta de vehículos comerciales se desploma el 34% en mayo por la desaceleración

Si decrece la actividad de las empresas, sobre todo de las de pequeño y mediano tamaño, cae la adquisición de vehículos comerciales. Y eso es lo que ha sucedido en mayo. La venta de este tipo de automóviles, un indicador fiable de la actividad económica, se desplomó el 34% en mayo y deja el acumulado en los cinco meses del año en una tasa negativa del 24,3%.

El mercado de vehículos comerciales sigue la estela descendente descrita por el de turismos. La fuerte desaceleración económica, los altos tipos de interés, la reforma de la fiscalidad y el fuerte descenso experimentado por la industria de la construcción registrado en los cinco primeros meses del ejercicio ha tenido especial efecto en este tipo de vehículos -dedicados sobre todo a tareas profesionales- y ha llevado a una caída del 34% en las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros y furgones en mayo.

De esta categoría de automóviles se vendieron 17.082 unidades durante en el mes, según los datos difundidos ayer por las asociaciones de fabricantes (Anfac) y la de vendedores (Ganvam). El mercado de vehículos comerciales ligeros lo forman las furgonetas, furgones, los pick up (los que en su parte trasera cuentan con una zona de carga descubierta denominada batea), los derivados de turismo y los camiones ligeros. No se incluyen los camiones pesados y autobuses, que se consideran vehículos industriales.

En los cinco primeros meses del año, las ventas de estos automóviles se situaron en 89.831 unidades, lo que se traduce en una reducción del 24,3% en comparación con el mismo periodo de 2007.

El mercado de vehículos comerciales es considerablemente menor al de los turismos y los todoterrenos, aunque eso no quita que ambos atraviesen una coyuntura difícil. De este segundo, se registraron 116.108 operaciones de compraventa en mayo, con un descenso del 24,3% y una caída del 14,3% en el acumulado. Esta caída ha provocado que se disparen todas las alarmas del sector, y que incluso el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo haya lanzado un plan de achatarramiento destinado a reactivar las ventas.

El de vehículos comerciales es, sin embargo y pese a su menor volumen, un indicador fiable del estado del balance y de la confianza de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas.

La patronal de los fabricantes de automóviles, Anfac, cuenta con que este mercado registre en 2008 un descenso superior al previsto para el de turismos -estimado en una horquilla entre el 7% y el 9%-. Pese a estas malas perspectivas, la caída ha sorprendido dentro de la organización empresarial por su virulencia. 'Ha sido un batacazo importante', concluyeron. 'Nos esperábamos un descenso más suave y, en cambio, éste ha sido brusco', explicaron fuentes de Anfac. Expertos del sector consultados ayer esperan que el ejercicio concluya con un descenso de entre el 14% y el 16%.

Las razones de la caída son las mismas que en el del mercado de turismos: fuerte desaceleración económica, alza de los tipos, endurecimiento de las condiciones de acceso a los préstamos y pérdida de confianza de los particulares y los empresarios en las perspectivas de la economía. Pero para el mercado de vehículos comerciales existe un motivo más, la reforma fiscal introducida el 1 de enero, que grava con el impuesto de matriculación según sus emisiones a aquellos automóviles que no se vayan a destinar a uso profesional. Anteriormente, estaban exentos de su pago.

Caídas para los industriales

Los datos de matriculaciones de los vehículos industriales se darán a conocer la próxima semana. Sin embargo, un portavoz se Anfac avanzó que 'tampoco serán buenos'. Este mercado funciona bajo pedidos, así que se puede anticipar cómo va a ser un mes. Las ventas de camiones alcanzaron 14.266 unidades hasta abril, lo que supone un descenso del 3,6% respecto al mismo periodo de 2007.

Esta moderada caída se alivió en abril con 3.684 matriculaciones (+3%), por el efecto positivo de la estacionalidad de la Semana Santa. Anfac prevé que la caída de las ventas se intensifique y sea superior al 9% al cierre del ejercicio.

PUNTOS CLAVE

Además de sufrir los efectos de la desaceleración económica, el mercado de vehículos comerciales sufre los efectos de la reforma de la fiscalidad, según Anfac.

La patronal cuenta con que la venta caiga más que la de turismos en 2008.

Las bajadas afectan a todos los segmentos

La caída experimentada por los vehículos comerciales afectó a todos los segmentos que componen esta categoría. Tanto las ventas de derivados como de furgonetas y pick up -la que mayores ventas aporta dentro de este grupo- retrocedieron el 31,1% en mayo hasta sumar 9.309 unidades. En los cinco primeros meses del año, el descenso acumulado asciende al 23,4% y 48.059 matriculaciones.Por su parte, los furgones y camiones dotados de chasis ligeros registraron 7.773 matriculaciones en mayo, lo que supone un 37,2% de caída respecto a las 12.368 del mismo mes de 2007. Entre los meses de enero y mayo, este grupo de vehículos comerciales logra aminorar la reducción hasta una tasa del 25,3%, con 41.772 unidades. Hace un año, se vendieron 55.944 automóviles.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_