Transporte

Renfe y Tradisa crean una red de transporte de coches en tren

Movilizan cuatro trenes semanales entre Madrid, Monforte y Barcelona que sustituirán a 3.000 camiones portaautomóvil

Renfe Mercancías apuesta por aumentar su cuota de mercado en el negocio del transporte y posicionamiento de vehículos automóviles nuevos y usados utilizando como principal plataforma el tren. Esta aérea de negocios de la empresa que preside José Salgueiro ha suscrito un contrato con el operador Tradisa para transportar coches entre Barcelona, Monforte y Madrid a bordo de cuatro trenes semanales de nueva implantación.

Alfonso Rodríguez, responsable del negocio de transporte de coches de Renfe Mercancías, asegura que este contrato supone un paso adelante para la empresa porque 'por primera vez tratamos con el cliente final'. Tradisa es uno de los principales operadores logísticos de esta actividad que existen en España y hasta la fecha su principal plataforma de distribución eran los camiones portaautomóvil.

El pacto entre las dos compañías tendrá una vigencia de un año prorrogable. Permitirá transportar más de 300 coches a la semana a través de una red construida sobre una plataforma ferroviaria que une tres importantes centros logísticos en la distribución de automóvil nuevo, aunque según explica Alfonso Rodríguez, 'también aspiramos a incorporar al servicio a los vehículos de segunda mano'.

El esquema logístico de la red conectará Barcelona con Monforte, y Monforte con Madrid, en un sentido, y en la ruta de vuelta, Madrid con Monforte y Monforte con Barcelona. Cataluña, Galicia y Madrid son las tres áreas donde se concentran las mayores necesidades de distribución de vehículos que existen en España.

Rodríguez estima que a lo largo de un año la nueva red sustituirá a unos 3.000 camiones portaautomóvil 'con el consiguiente alivio para la carretera y el medio ambiente'.

En esta misma dirección se inscribe el pacto firmado la semana pasada entre Renfe Mercancías, la operadora Comsa y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, para realizar el transporte de coches desde las instalaciones de Seat en la Zona Franca de Barcelona y las de Martorell.

Renfe transportó 951.217 automóviles durante el año 2007, un 3,3% por encima del año anterior, con una cuota de mercado del 28% al considerar todos los flujos de tráfico de turismos, tanto para exportación y distribución nacional como para importación. En cuanto a volumen de toneladas, Renfe transportó 2,7 millones dentro de su dirección de Automóviles durante 2007 al sumar estos automóviles a las piezas y componentes para su fabricación, una cifra que supuso el 11% del tráfico de mercancías de la compañía.

En el marco de su estrategia para potenciar nuevos tráficos de automóviles, parte de la inversión de Renfe en nuevo material rodante irá destinado a esta dirección. Renfe aumentará su capacidad de transporte de vehículos ya que 100 de los 288 nuevos vagones adjudicados serán portaautomóvil válidos para tráfico nacional e internacional y con capacidad para transportar entre 10 y 12 vehículos por vagón. Renfe comenzará a recibir las primeras unidades el próximo año.