Ecomomía

El euríbor alcanza un nuevo máximo en el 5,4% tras la mayor subida en un día

El euríbor, el principal índice de referencia hipotecaria en España, alcanzó el viernes su máximo histórico al elevarse hasta el 5,418%. Esta subida supondrá un alza de 80 euros al mes en la cuota mensual de los créditos medios hipotecarios que se revisen con carácter anual en junio.

El discurso del jueves del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, anticipando subidas de tipos a partir de julio por el repunte de la inflación, tuvo un efecto inmediato en el mercado. El euríbor, el principal índice de referencia para la contratación de hipotecas en España, se elevó el viernes hasta el 5,418%, lo que representa una subida de casi tres décimas en un sólo día, la mayor nunca registrada, y el máximo histórico desde que se empezó a elaborar en 1999. El anterior lo había marcado en agosto de 2000, cuando llegó al 5,248%.

Este repunte del euríbor afecta especialmente a España, donde más de seis millones de personas son titulares de una hipoteca y el endeudamiento de los hogares ligado a créditos hipotecarios ha alcanzado un máximo en marzo, al rozar los 657. 000 millones de euros.

Los más afectados por el repunte del euríbor serán aquellos que tengan que revisar su hipoteca en el mes de junio. Si el indicador cierra este mes en el nivel actual (5,418%), los que tengan una hipoteca media (141.725 euros según el INE) a 25 años, verán incrementada su cuota mensual en 80 euros, ya que el euríbor estaba en junio de 2007 en el 4,505%, casi un punto por debajo. También resultarán perjudicados aquellos que tengan que revisar su hipoteca con carácter semestral, que verán encarecida en 60 euros al mes la cuota, puesto que el indicador estaba en el 4,792% en diciembre.

Y lo peor para los titulares de las hipotecas es que el euríbor se mantendrá, según los analistas, al menos durante algunos meses en el 5%. El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, lleva varias semanas en el entorno de 130 dólares y ha llevado a la inflación de la zona euro a elevarse hasta el 3,6% en mayo, muy alejado del 2% aconsejado por el Banco Central Europeo.

Preocupación del Gobierno

Por otro lado, la diferencia entre el euríbor (5,418%) y el tipo director del BCE (4%) nunca había sido tan grande, lo que invita a pensar, según descuenta el mercado, en varias subidas de tipos a lo largo de este año. No es de la misma opinión el ministro de Industria, Miguel Sebastián, quién se mostró convencido el viernes que el BCE no materializará su amenaza de subir los tipos de interés en julio. 'Yo no creo que el Banco Central Europeo vaya a subir los tipos de interés', declaró antes de la reunión de ministro de Energía de la Unión Europea, celebrada en Luxemburgo.

Una visión opuesta a la expresada por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quién aseguró que el Ejecutivo está 'ocupado y preocupado' en resolver la situación económica por la que atraviesan muchas familias. 'Deseamos que la situación se reconduzca pronto', recalcó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Por su parte, el Partido Popular reclamó al Gobierno medidas que alivien la carga de las familias y las empresas y recordó que esta semana el PSOE y otros partidos rechazaron una proposición de ley presentada por el PP para aumentar las deducciones fiscales por hipotecas sobre viviendas.

El petróleo, también en récord

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, recuperó el terreno perdido en los últimos días y se encareció fuertemente el viernes hasta llegar a alcanzar los 138,1 dólares, nuevo máximo. Cerró la sesión, algo por debajo, a 137,7 dólares, diez dólares por encima de la sesión anterior.

El origen de esta alta volatilidad se encuentra en las intenciones del BCE de subir los tipos de interés, que provocaron, a su vez, un recalentamiento del euro. Así, la divisa europea repuntó frente al dólar (llegó a cambiarse a 1,57 dólares), lo que fue recogido por los mercados como un síntoma de que los países del área euro pueden comprar más barriles de crudo con la misma renta.

Según los analistas, además del encarecimiento del euro hay otros dos factores que contribuyeron el viernes al aumento del precio del petróleo. Por un lado, un informe de Morgan Stanley que prevé que el barril puede alcanzar la cota psicológica de los 150 dólares en julio. Por otro lado, se tuvieron en cuenta los comentarios del ministro de Transportes de Israel, Shaul Mofaz, que consideró 'inevitable' un ataque a las instalaciones nucleares de Irán.