Consolidación aérea

AirOne reitera su interés en Alitalia, pero cambia su plan de compra

AirOne se ha visto forzada a cambiar su plan de compra de Alitalia ante la subida del precio del petróleo y los cambios de rutas realizados por la aerolínea de bandera italiana, que tras el cierre del 'hub' -centro de interconexión de vuelos- de Milán-Malpensa trasladó un gran número de enlaces al aeropuerto de Roma-Fiumicino.

Ante la posibilidad de que los socios financieros que habían apoyado a AirOne en el momento de la presentación de la oferta por Alitalia ahora ya no estén dispuestos a financiar la compra, teniendo en cuenta la nueva situación del sector aéreo mundial, Toto aseguró que ¢el plan industrial y los bancos existen todavía¢, descartando por completo dicha posibilidad.

¢El plan industrial de la compañía para Alitalia ha cambiado un poco, porque AirOne ha tenido que tener en cuenta tanto el hecho de que Alitalia haya trasladado bastantes vuelos a Fiumicino como el incremento del precio del petróleo¢, precisó el presidente de AirOne, Carlo Toto, en declaraciones a la prensa italiana.

¢Alguien ha dicho que el ratón quiere comerse al gato, pero no es así. AirOne en todo caso se fusionará con Alitalia para transmitirle su cultura en la gestión y para poder recuperar el mercado italiano¢, recalcó Toto.

El presidente de AirOne indicó que por ahora la compañía está a la espera de que el asesor de Alitalia en la venta, el banco Intesa SanPaolo, se mueva y aseguró que la aerolínea estudiará ¢con gran interés¢ todas los soluciones que les sean presentadas para resolver el problema de la aerolínea de bandera ¢porque Alitalia en estas condiciones no beneficia a nadie¢.

AirOne, que cerró el pasado ejercicio con un beneficio de 6,8 millones de euros y una facturación de 750 millones de euros, firmó ayer un acuerdo para la compra a Airbus de doce aviones A330-200, con opciones sobre otros ocho, y doce A350-800 XWB con opciones sobre otros doce, a un precio de catálogo de 4.458 millones de dólares (2.886 millones de euros).

Este pedido se enmarca dentro del plan de desarrollo de la compañía aérea, que prevé un incremento de la red de rutas internacionales e internacionales, sobre todo en lo referente al mercado estadounidense y del Lejano Oriente, hasta alcanzar 16 destinos intercontinentales en 2012. Además, AirOne podrá realizar un ¢importante relanzamiento¢ de las rutas domésticas en cuanto a ¢calidad y eficiencia¢.

Los primeros vuelos de largo radio de la aerolínea se pondrán en marcha el próximo 14 de junio y enlazarán el aeropuerto de Milán-Malpensa -por el que AirOne está apostando tras la retirada de Alitalia- y las ciudades estadounidenses de Boston y Chicago.