Tokio

El Nikkei pierde un 1,60% al cierre, hasta las 14.209,17 unidades

La Bolsa de Tokio cerró hoy con una caída de más de 230 puntos al renovarse el temor a una crisis crediticia que llevó a los inversores a aumentar sus ventas para tratar de conseguir el mayor beneficio posible de la jornada.

El Nikkei cayó 230,97 puntos o un 1,60% hasta los 14.209,17 enteros, mientras que el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, perdió 17,66 puntos o un 1,24% hasta los 1.407,44 enteros.

Tras tres días de repunte consecutivo, la Bolsa empezó a caer desde primera hora de la mañana empujada por los retrocesos en la Bolsa de Nueva York, que se vio afectada por los temores renovados de que la situación de caos financiero se prolongue demasiado.

Los miedos se vieron acentuados además por las revisiones a la baja de algunas agencias de crédito sobre el futuro de dos de las principales casas de inversión del mercado estadounidense, Merril Lynch y Lehman Brothers Holdings.

Por otro lado la depreciación del dólar con respecto al yen, de la banda de los 105 a la de los 104 yenes, afectó especialmente a los grandes exportadores nipones, como los fabricantes de tecnología y los de vehículos.

Sony cayó 160 yenes, casi el 3%, hasta 5.360 yenes, y Canon retrocedió 130 yenes, más del 2%, hasta 660 yenes.

Por su parte, los fabricantes de vehículos como Toyota Motor vieron que sus títulos caían 70 yenes, más del 1%, hasta los 5.400 yenes, mientras que Honda Motor bajó 120 yenes, más del 3%, hasta los 3.490 yenes.

El líder de valor de la jornada fue el Grupo Financiero Mizuho, cuyos títulos cayeron 1.000 yenes, o el 0,17%, hasta los 590.000 yenes.

El líder en términos de volumen fue Mitsubishi Heavy Industries que repuntó 18 yenes, más del 3%, hasta los 564 yenes.

Hoy ganaron terreno los sectores de transporte marítimo, el inmobiliario y la construcción.