Mercados

El Ibex 35 pierde un 2,2%, su mayor retroceso en dos meses y medio

Las ventas se llevaron ayer 300 puntos del Ibex 35, que bajó un 2,21%, hasta los 13.300. El selectivo firmó su mayor caída desde el pasado 17 de marzo y quedó a la cola de sus colegas europeos. Los problemas subprime en los bancos fueron los culpables principales.

Comenzó mal, pero finalizó casi de la peor manera posible. Tanto, que de una tacada se llevó por delante el soporte de los 13.400 puntos del Ibex, después de haber perdido los 13.500 a primera hora de la jornada, incapaz de resistir las malas noticias de aroma subprime que bombardearon a los parqués europeos desde el comienzo de la negociación.

El Ibex 35 fue con diferencia el índice europeo que peor aguantó el temporal: bajó un 2,21%, su descenso más abultado en dos meses y medio. Sus colegas también sufrieron un día aciago, pero en menor medida, pues el Cac francés cedió un 1,58%; el Dax alemán, un 1,24%; el Ftse británico, un 1,58%; y el Euro Stoxx 50, un 1,5%.

Lo único relativamente positivo fue el escaso volumen de negociación, que ascendió a 4.476,22 millones de euros, un 21,2% por debajo de la media diaria anual correspondiente a 2008. 'Los inversores no tienen las ideas claras y, ante el menor atisbo de incertidumbre, prefieren recoger beneficios', señala Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities. 'El mercado está más pendiente de los niveles técnicos que de los criterios fundamentales', agrega.

Los culpables del estropicio en el Ibex, que pierde un 6,65% desde el último pico alcista del 19 de mayo, fueron, de nuevo, los blue chips. Telefónica fue la que le restó más puntos (-61,2), seguida por el Santander (-54,7), Iberdrola (-49,5), BBVA (-28,4) y Repsol (-21,3), si bien el panorama fue indudablemente desolador, ya que sólo tres valores -Ferrovial, Cintra y Red Eléctrica- evitaron los números rojos. En el Mercado Continuo, el 72,7% de los valores cerró con descensos.

La búsqueda racional de causantes que hayan motivado tal reacción se salda principalmente con el caso del banco británico Bradford & Bingley, que dio a conocer una ampliación de capital en la que venderá sus títulos con un descuento del 33% y anunció que el fondo de capital riesgo Texas Pacific Group (TPG). se hará con el 23% de la entidad. Cayó un 24%. En el Stoxx 600, el bancario fue el tercer peor sector con una caída del 1,82%.

Por si fuera poco, cuando los parqués del Viejo Continente ya habían echado el cierre, Standard & Poor's se encargó de avivar el fuego en Wall Street al recortar las calificaciones de Morgan Stanley, Merrill y Lehman, ante potenciales dotaciones adicionales por depreciaciones de activos. También pesaron los resultados de Wachovia. Los inversores ignoraron los datos de ISM manufacturero y de gasto en construcción, que batieron las expectativas. Así, el Dow perdió un 1,06%; el S&P 500, un 1,05% y el Nasdaq, un 1,23%.

La negociación bursátil se hunde un 29,5% en mayo

La Bolsa pierde interés. æpermil;sta es la principal conclusión de los datos de volumen en renta variable correspondientes al mes de mayo de los que informó ayer BME. Se negociaron acciones valoradas en 97.479,61 millones de euros, un 29,5% por debajo de los 138.263,48 millones de euros del mismo periodo de 2007. Así, en los cinco primeros meses del año se negociaron 596.728 millones de euros en la Bolsa española, un 12% menos que en los mismos meses de 2007. BME asegura que dicho ejercicio fue 'excepcional' y también compara los datos con 2006, lo que supondría un alza del 36,1%. En el segmento de derivados, el gestor de los mercados españoles destaca que se negociaron 29,5 millones de contratos entre enero y mayo, lo que representa un alza del 85%, gracias especialmente al auge de los futuros sobre acciones, que negociaron 15,9 millones de contratos, un 254% más. En cuanto a los datos de mayo, el crecimiento del 95% también se debe a los futuros sobre acciones, que supusieron el 60,8% de los 5,1 millones de contratos.

El soporte más próximo está en los 13.100

Eduardo Faus (Renta 4): 'Nos vamos directamente al entorno de los 13.100 puntos de Ibex 35, a la vista de cómo están las cosas. Entre ese nivel y los 13.050 puntos es cuando puede intentarse un rebote de importancia. Los bancos, que no levantan cabeza, y el petróleo son los causantes de las bajadas'.

José M. Ollero (Noesis): 'El objetivo está en torno a los 13.000 puntos, una vez perdido el soporte de los 13.400. La señal que haría viable un rebote sería que superara los 13.625 puntos. Pero para hablar de una reacción más sólida tendría que batir los 14.300 puntos, el máximo intradía del 19 de mayo'.

Javier Agrela (Banco Urquijo): 'El entorno de los 13.400 puntos suponía una corrección del 38% de la subida comenzada en enero, pero no ha aguantado la presión. Debajo de aquí, podría ir a buscar apoyo a los 13.100 puntos, su primer soporte claro. Por debajo de ese nivel, se iría a los 12.840 puntos'.