Nombramiento

Corredor propone a una ejecutiva de Sacyr como presidenta de la Sociedad de Alquiler

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, remitió ayer a la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) su propuesta para el nombramiento de Nieves Huertas como nueva presidenta de esta entidad, en sustitución de Alejandro Inurrieta. El relevo se hará efectivo en la reunión que celebrará la junta general de accionistas de esta empresa pública dependiente de Vivienda el próximo 10 de junio.

Huertas es licenciada en Derecho, diplomada por la Escuela de Prácticas Jurídicas de la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Derecho Inmobiliario por la Fundación Antonio Camuñas de la Universidad Europea. Tiene además formación en mercados financieros y derecho ambiental.

Hasta el momento ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en la empresa privada, ligada al sector inmobiliario.

En la actualidad ejerce su actividad en el área de arrendamientos de la empresa Testa Inmobiliaria, del Grupo Sacyr Vallehermoso, como responsable de la asesoría jurídica, especializada en la gestión de procesos de desahucio y fondos inmobiliarios. Según fuentes del Ministerio, su profundo conocimiento del mercado inmobiliario y en especial del alquiler responden al perfil profesional que el Ministerio de Vivienda considera fundamental para profundizar en los objetivos de la SPA.

Deberes de la SPA

La Sociedad Pública de Alquiler se creó en abril de 2005 con el reto de dinamizar el mercado de alquiler ofreciendo un marco estable para la relación entre arrendador e inquilino.

El equipo de la entonces ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, se marcó como objetivo de esta empresa la consecución de 25.000 contratos de alquiler en los primeros cuatro años de vida de la entidad. Hasta finales del pasado mes de abril, la SPA había entregado 6.804 llaves después de haber gestionado la entrada de más de 38.300 viviendas. Los inquilinos obtuvieron una rebaja media del 28% sobre el precio del alquiler promedio en el mercado libre. Así, esta entidad deberá seguir profundizando en la consolidación en España de un mercado de alquiler profesional, hasta ahora inexistente, frente a lo que ocurre en los principales países europeos.