Petróleo

El crudo anima a Abengoa y lastra a Iberia, cara y cruz del Ibex en mayo

La sevillana despunta como el mejor valor del Ibex, pero los analistas dudan de la continuidad del alza

El alza del petróleo está haciendo estragos en la cotización de las aerolíneas pero también ha traído aire fresco a las compañías relacionadas con los biocombustibles. La evolución de Iberia y Abengoa en el mes de mayo son las dos caras de una misma moneda: la compañía aérea aparece como el segundo peor valor del Ibex en el mes, al perder el 16,9%, y la empresa de tecnología y energías renovables despunta como el mejor valor del selectivo en mayo y sube el 13,58% mensual.

'Un petróleo caro es un factor favorable para las empresas de biodiésel y Abengoa había estado muy castigada en el mes anterior. Además, los resultados del primer trimestre sirvieron para animar la cotización', señala un analista para argumentar el avance bursátil de la compañía sevillana.

Pero no hay que olvidar que, aunque se beneficia del encarecimiento del petróleo, la cotización de Abengoa es también muy sensible al acusado ascenso de las materias primas de las que se obtiene el biodiésel, que de hecho está erosionando los márgenes de este negocio.

Abengoa afronta el impacto de la subida de las materias primas en el margen de su negocio de biodiésel

'Abengoa cotiza ahora con una prima de riesgo por el encarecimiento de las materias primas. Además, las empresas de biocombustibles tienen actualmente una imagen negativa, se las acusa de haber contribuido al alza de los precios de los cereales y de los recursos alimenticios básicos de muchos países pobres', explica otro analista.

Pese a que, conyunturalmente, el alza del petróleo puede ser un elemento a favor de la cotización de estas compañías, también son varias las incertidumbres que pesan sobre el sector y que hacen dudar a los analistas de la continuidad del avance en Bolsa de Abengoa.

Junto con el aumento del precio de las materias primas de las que se obtienen los biocombustibles, también surgen dudas sobre cuál será en estos momentos la apuesta de los gobiernos occidentales por los combustibles alternativos y cómo se desarrollará la regulación sobre su uso. Sin ir más lejos, el Parlamento Europeo aprobó hace una semana una resolución en la que considera que la promoción mediante subvenciones de los biocombustible ya no tiene sentido, a la vista de la actual situación de carestía de alimentos en todo el mundo.

Aun así, y gracias en parte a la marcha del resto de sus negocios -como ingeniería o energía solar- Abengoa contiene las pérdidas en el año y desciende el 6,24%. Pero las estadounidenses Pacific Ethanol o Aventine, centradas en el negocio de los biocombustibles, pierden en Bolsa en el año cerca del 60%.

Respecto a Iberia, la aerolínea ha reconocido esta semana que se presenta un año 'dramático' para el sector por el alza del crudo. La compañía, que ha desistido de comprar Spanair y cerró mayo en los 2,11 euros, tiene cubierto el 48% de consumo este año a 83 dólares el barril, cuando el Brent cotiza en los 128 dólares. El viernes, Citi anunció una rebaja del precio objetivo de 2,3 a 1,95 euros.