Rentabilidad

Fuerte subida de los bonos a diez años en España, la Unión Europea y EEUU

El miedo a repuntes de tipos de interés manda en el mercado de renta fija. En las últimas sesiones los inversores han dado la espalda a los bonos, lo que ha disparado las rentabilidades. El 10 años español se ha situado en el 4,64%, un nivel no visto desde julio de 2007.

Las tensiones inflacionistas se han convertido en el último quebradero de cabeza de los mercados. Las expectativas siguen al alza y el propio BCE ha vuelto a alertar sobre ello en un informe publicado ayer con motivo del décimo aniversario de la institución.

La autoridad monetaria ha reiterado que mantener la inflación bajo control es imperativo y su principal prioridad, comentarios que volvieron a desatar la especulación sobre próximas subidas de tipos de interés en Europa.

Los datos económicos publicados ayer en la zona euro no hicieron más que ahondar esta expectativa. En España los precios escalaron al 4,7% mayo, según la previsión adelantada. Al mismo tiempo, la masa monetaria repuntó un 10,6% en abril, un comportamiento peor de lo esperado que también presiona al BCE.

El mercado, al menos, así lo entendió. El euríbor a 12 meses repuntó al 5,06%, en su octavo día al alza, mientras que la rentabilidad de la deuda se disparó. El 10 años se situó en el 4,64%, un nivel alejado del 4,493% de principios de semana y no visto desde hace casi un año. El BCE se reúne la próxima semana y a la espera de pistas de momento se prevé que deje los tipos en el 4%.

El rechazo de los inversores a la renta fija no fue sólo cosa de Europa. En EE UU, la rentabilidad del bono a 10 años, que se mueve a la inversa que el precio, subió al 4,083%.

En este contexto, las Bolsas vivieron una jornada marcada por la volatilidad. El Ibex pasó de ganar casi el 1% por la mañana a perder el 0,5% en el peor momento de la tarde. Finalmente concluyó con una subida del 0,3% hasta los 13.539,5 puntos.

'Se nota que cuando el índice se aproxima a niveles de 13.400 aparece dinero pero le cuesta mantener las subidas. La facilidad para caer es mucho mayor', comenta Javier Barrio, director de ventas institucionales de BPI.

El avance de Telefónica (+1,15%) y los ascensos de Wall Street en el último tramo de la sesión europea permitieron que la Bolsa española cerrara en positivo. En el resto de Europa, las subidas moderadas también se impusieron, a excepción del Footsie británico, que cerró en tablas.

En Wall Street, la indecisión dominó en un principio. La segunda revisión del PIB del primer trimestre no trajo grandes sorpresas. La principal potencia económica mundial creció el 0,9%, un dato justo en línea con lo esperado. Por otra parte, las peticiones semanales de subsidio de desempleo crecieron más de lo previsto. Al final predominaron las compras. El Dow Jones subió el 0,41% y el Nasdaq, un 0,87%.

PETRâLEO. Menos Tensiones

Los inventarios de petróleo en EE UU se redujeron en 8,8 millones de barriles la semana pasada, según datos de la Agencia Internacional de la Energía.

El mercado esperaba un incremento de 750.000 barriles.

El precio del petróleo, pese a todo, frenó su trayectoria alcista. El barril de Brent cayó el 3,09% hasta los 126,89 dólares.