Calificación

S&P y Moodys deberán distinguir entre los distintos tipos de deuda

Moodys Investors Service y Standard & Poors tendrán que diferenciar entre las calificaciones de la deuda titulizada y otros tipos de obligaciones conforme a un código de conducta establecido hoy por los reguladores.

Las firmas de calificación crediticia tendrán que ceñirse a normas como la que les prohíbe hacer recomendaciones sobre la manera en que se estructuran los productos que ellas califican, dijo hoy Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, en sus siglas en inglés), con sede en Madrid. IOSCO, el principal foro para más de 100 reguladores de mercados de valores de todo el mundo, dijo que deberá haber revisiones independientes de los procedimientos con que las firmas asignan las calificaciones.

Reguladores como Michel Prada, el principal funcionario francés en materia de valores y presidente saliente del Comité Técnico de IOSCO, han amonestado a las agencias de calificación por dar las máximas notas de solvencia a la deuda hipotecaria responsable de provisiones y pérdidas por al menos US$383.000 millones provocadas por el desplome del mercado 'subrime' o de alto riesgo.

Las agencias de calificación tendrán que "diferenciar entre las calificaciones de productos de financiación estructurada y las otras calificaciones, preferiblemente mediante el uso de diferentes símbolos", dijeron los reguladores en un correo electrónico.

Moodys, S&P y Fitch Ratings, todas con sede en Nueva York, son las tres mayores agencias calificadoras de deuda. Responsables de las oficinas londinenses de las respectivas firmas no estaban inmediatamente disponibles para comentar.

Conferencia de París

IOSCO dijo que se esperaba que las agencias "dieran pleno apoyo" al código de conducta publicado hoy en la conferencia anual del organismo, en París.

IOSCO no tiene un papel normativo directo, trabaja a través de sus miembros, que incluyen a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) y la británica Autoridad de Servicios Financieros.

"Redactaremos normas este verano", dijo el presidente e la SEC, Christopher Cox, en una entrevista en la conferencia de París. "Serán normas sólidas basadas en las lecciones aprendidas de la experiencia 'subprime'".

Las normas de la SEC, que serán publicadas el 11 de junio, exigirán más transparencia para que los reguladores puedan "poner a prueba la calidad de los análisis", dijo Cox.

IOSCO hizo primero un borrador en 2004 en respuesta a la quiebra de empresas como Enron Corp. que habían tenido la calificación máxima, de grado de inversión.

Moody's pidió en febrero a los inversionistas que le enviaran comentarios sobre cinco opciones que estaba evaluando para mejorar el sistema de calificaciones, como la sustitución de las letras para la escala de grados creada por John Moody hace un siglo, con una designación de ``.sf'' para separar la categoría de financiación estructurada de la del crédito empresarial.

Los participantes del mercado que respondieron, entre ellos inversores que en conjunto tienen más de 9.000 millones de dólares en activos de renta fija, rechazaron "abrumadoramente" la idea de una escala de calificaciones separada para la deuda titulizada, dijo Moody's el 14 de mayo.

Moody's dijo que tenía previsto añadir nuevas clasificaciones para la deuda titulizada a fin de demostrar su "sensibilidad" a los cambios por pérdidas esperadas. La compañía también dijo que planea indicar toda incertidumbre que tenga sobre los criterios utilizados en la calificación de valores.