Libros

17 días de lecturas latinoamericanas en el Retiro

El sector del libro madrileño tiene muchas razones para mirar a Latinoamérica: fortalecer lazos comerciales, conocer a la nueva generación de escritores herederos del gran boom, la conmemoración en 2010 del bicentenario de las independencias de las repúblicas iberoamericanas o el hecho de que una décima parte de la población madrileña proceda del continente.

Latinoamérica es la protagonista de la 67 edición de la Feria del Libro de Madrid (organizada por los libreros, editores y distribuidores de la Comunidad), que se inaugurará el próximo 30 de mayo en el Paseo de Coches del Retiro. Como cada año, los libreros cambian sus establecimientos por las casetas -en total, 364 (20 más que en 2007); de ellas, 119 de librerías y 259 de editores- para actuar de intermediarios entre el público y los más de 2.000 autores que la visitan, recordó ayer la presidenta de la feria, Pilar Gallego.

Durante 17 días de fiesta cultural se celebrarán cerca de 450 actos en los diferentes pabellones. En ellos participarán escritores como Ken Follett, Carlos Ruiz-Zafón, Enrique Vila Matas, Laura Gallego, Jorge Volpi, Ricardo Piglia o Almudena Grandes.

El escritor y editor Jorge Herralde será el encargado de inaugurar el programa con la conferencia Elogio de la Feria del Libro de Madrid el próximo 2 de junio. El Gremio de Editores de Madrid reconocerá el trabajo de Herralde concediéndole el premio Leyend@, de nueva creación.

Todo un homenaje al libro. 'El viaje de la sociedad de la información a la de la cultura, pasando por la del conocimiento, se ha hecho a través del libro', destacó el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

La Feria del Libro inició su aventura en 1933, año en el que la ciudad abordaba varios proyectos urbanísticos para ganar talla de gran capital. La Guerra Civil interrumpió sus actividades y no fue hasta 1955 cuando se convirtió en una cita cultural irrenunciable de Madrid.