Finanzas

El beneficio de las cajas se estanca por las fuertes provisiones

El conjunto de las cajas lograron en el primer trimestre un beneficio atribuido de 2.656 millones, sólo un 0,2% más que un año antes. Las fuertes provisiones explican en gran parte el estancamiento del resultado. Han dotado 1.298 millones de euros, de los que 407,7 millones son cautelares. Los créditos morosos se elevan ya a 12.923 millones.

El negocio bancario no atraviesa por sus mejores momentos. La ralentización de la economía se ha dejado sentir más rápidamente de lo previsto por el sector, lo que está influyendo en una disminución de la actividad y en un aumento de la morosidad, y por lo tanto de las provisiones. Estos elementos, unidos a los problemas para obtener liquidez, son los que definen los resultados consolidados de las cajas en el primer trimestre y parece que para todo el año.

Las cajas españolas obtuvieron un beneficio atribuido hasta marzo de 2.656 millones de euros, lo que apenas supuso un crecimiento del 0,2% en comparación con el mismo periodo de 2007, debido especialmente a las mayores dotaciones de provisiones. Hay que remontarse al primer trimestre de 2001 para encontrar un crecimiento de las ganancias inferior. En ese periodo el beneficio del conjunto del sector cayó un 1% para remontar a un aumento del 4,6% un año después. En los tres primeros meses de 2007, cuando nada hacía prever la crisis de los mercados ni la desaceleración económica internacional, la mejora del resultado llegó a ser del 36,3%.

La importante subida de los créditos dudosos y de las previsiones al alza de los impagados son la principal causa del frenazo del beneficio atribuido de las cajas. De hecho, este sector ha destinado a provisiones 1.297,7 millones de euros, el 64,5% más que hace 12 meses. De estas dotaciones destacan las llamadas subestándar -aquellas que se destinan para créditos que sin entrar en morosidad son susceptibles de convertirse en fallidos en un futuro-, a las que en tres meses han destinado 407,8 millones de euros. Estas provisiones no son obligatorias, pero el Banco de España está insistiendo ahora bastante en que se realicen.

Los activos dudosos de las cajas ascendían en abril a 12.923 millones de euros, tras subir 2.026 millones en sólo un mes y un 140,7% en un año. La tasa de morosidad se sitúa así en el 1,44%.

Las cajas atribuyen también a 'la menor actividad', en línea con la evolución de la economía española, la nula subida de los resultados. El crédito concedido por estas entidades aumentó el 13,4%, hasta los 877.073 millones de euros. En los últimos años han duplicado este porcentaje de crecimiento. Los depósitos atesorados por los clientes suben a un ritmo del 9,6% al término de marzo, hasta alcanzar los 920.277 millones de euros, mientras que los recursos gestionados del sector privado repuntaron el 12,1% y los depósitos a plazo, el 24,6%. Este producto se ha convertido en el protagonista de todas las estrategias bancarias, ya que permite compensar la falta de liquidez existente en el mercado mayorista.

Las dos principales cajas, La Caixa y Caja Madrid, han experimentado en este periodo crecimientos de sus ganancias menos espectaculares que en años anteriores, lo que ha pesado sobre el conjunto del sector. La entidad madrileña ganó 353,7 millones, el 7,9% más que un año antes, mientras que el resultado de la caja catalana bajó el 19% al sumar 625 millones por la falta de extraordinarios.

MÁS SOLVENCIA

106.163 millones de euros tenían las cajas en recursos propios en 2007, lo que supone un aumento del 14%.

CC OO se opone a las cuotas

CC OO estimó ayer que ahora no es el momento adecuado para que las cajas de ahorros emitan cuotas participativas -instrumento similar a las acciones pero sin derechos políticos- para aumentar su liquidez. El sindicato, mayoritario en el sector, considera que la situación de los mercados podría condicionar operaciones a precios 'perjudiciales' para entidades y clientes. 'No parece que el momento económico sea el más propicio para tomar este tipo de iniciativas', dijo Comfia-CC OO, en alusión al anuncio realizado por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). El consejo de la caja alicantina tiene previsto hoy aprobar emitir entre junio y julio unos 500 millones de euros en cuotas participativas.

Será la primera vez que una caja salga al mercado con cuotas. Si la colocación es un éxito varias cajas seguirán este camino.