Distribución

Conway se plantea compras, pero descarta interesarse por Logista

El grupo de distribución alemán Lekkerland no tiene ningún tipo de interés en Logista, la filial de Imperial Tobacco. Así lo aseguró ayer el consejero delegado de la empresa germana, Christian Berner, en la presentación en Madrid del nuevo plan estratégico de la sociedad. 'Estamos estudiando el mercado, Imperial acaba de adquirir el 100% del capital de Logista y va a realizar su exclusión de Bolsa, pero nosotros no estamos interesados', asumió. La causa, apuntó, es el tamaño de la hasta ahora filial de Altadis.

Christian Berner reconoció mantener reuniones periódicas con el máximo responsable de la tabacalera británica, Gareth Davis. 'No hemos hablado de Logista, no está en nuestra agenda', reiteró.

Además, Christian Berner descartó un acercamiento a Imperial para cerrar el procedimiento judicial que mantiene con Altadis, a la que acusa de impedir a su filial española, Conway, el acceso a sus marcas. La compañía espera que la disputa, actualmente en el Tribunal Supremo, se resuelva a su favor en 2008 o 2009.

El director general de Conway en España, Pedro Giménez, aseguró que el objetivo de la filial es, al margen de la decisión del Supremo, crecer en tabaco a través de la incorporación de nuevas marcas, centradas principalmente en cigarros y tabaco de pipa. Actualmente esta actividad supone alrededor del 5% de la facturación de Conway en España. El principal volumen de negocio (el 65%) se centra en la distribución vinculada a la restauración y el 30% restante a la realizada para tiendas de conveniencia. En el último ejercicio, Conway alcanzó unas ventas de 247 millones de euros. Su objetivo inicial para el año en curso es alcanzar los 300 millones, aunque Pedro Giménez asumió que la situación de la economía puede complicar este objetivo. Pero resaltó que la sociedad alcanzará un volumen de ventas 'cercano' a lo previsto inicialmente. '2007 fue un ejercicio de consolidación antes de iniciar un nuevo impulso a nuestro crecimiento', recalcó Giménez.