Aeronáutica

EADS racionaliza la política retributiva de su cúpula para evitar nuevos escándalos

Indemnizaciones millonarias mientras se pone en marcha un plan de recorte de empleo y gastos, acusaciones formales de uso de información privilegiada contra la mitad de su cúpula directiva... El consorcio aeroespacial EADS no quiere que se vuelvan repetir los escándalos registrados en los dos últimos años durante la crisis provocada por los retrasos del Superjumbo A-380, para lo que ya ha puesto en marcha medidas para racionalizar la política retributiva de su dirección.

Así, y desde este año, el grupo ha decidido eliminar el bonus variable que percibían los consejeros de EADS y pagar dietas separadas por la pertenencia y la presidencia de las distintas comisiones de trabajo. De este modo, los consejeros cobrarán 80.000 euros anuales de salario fijo y unas dietas 5.000 euros por cada reunión del máximo órgano de administración a la que asistan. En el caso del presidente de EADS, Rüdiger Grube, el sueldo será de 180.000 euros y las dietas, de 10.000 euros por reunión.

Quienes presidan una comisión de trabajo cobrarán 30.000 euros anuales más. La participación en cada uno de estos órganos se pagará con 20.000 euros adicionales.

AIRBUS GROUP 107,56 -2,96%

El único que no se regirá por este sistema será el consejero delegado del grupo, Louis Gallois, cuyo cargo tiene carácter ejecutivo. Gallois no cobrará ni como miembro del consejo ni por asistir a sus reuniones, más allá de la retribución que percibirá como integrante del comité ejecutivo de EADS. Además, el directivo galo tendrá derecho a los planes de pensiones y de acciones e incentivos a largo plazo del grupo.

El otro gran cambio tiene que ver con las indemnizaciones pactadas en caso de despido. En principio, el único que tendrá blindaje será el consejero delegado, que cobrará una indemnización equivalente a 18 meses de su salario total, frente a los dos años que se aplicaban con anterioridad. Además, se podrá beneficiar de una compensación por la cláusula de no competencia de un año (ampliable a otro más) prevista por el grupo.

Junto a estas medidas, EADS ha adoptado un reglamento más estricto para evitar casos de uso de información privilegiada y negocia con los sindicatos la puesta en marcha de un sistema de 'alerta ética' para que, de manera confidencial, los trabajadores puedan denunciar cualquier mala práctica en la gestión.

Según la memoria anual, en 2007, la retribución global de los consejeros de EADS ascendió a 7,87 millones de euros, un 7,6% más que en 2006. Gallois y el actual presidente de Airbus, Tom Enders, ingresaron entre ambos 3,1 millones de euros. La indemnización que cobró el ex número dos del grupo Jean-Paul Gut fue de 3,2 millones.

La cifra

7,87 millones de euros es lo que cobró la dirección de EADS en 2007, un 7,6% más que el ejercicio anterior. El sueldo de Gallois fue de 2,1 millones.

Enders y Ring se quedan sin sus coches oficiales de lujo

El recorte de los privilegios de los directivos de EADS ha afectado a dos de los principales gestores del consorcio: el presidente de la filial aeronáutica Airbus, Tom Enders, y el responsable financiero del grupo, Hans-Peter Ring. Ambos se han quedado sin los coches oficiales que había puesto a su disposición la empresa y que no eran, precisamente, unos utilitarios. El automóvil de Ring estaba valorado en 96.400 euros y el de Enders, en 81.772 euros. El único que mantiene el derecho a coche es el consejero delegado de EADS, Louis Gallois, que utiliza uno valorado en 23.977 euros. EADS, además, ya no costea la casa de Enders en París, que suponía un alquiler mensual de 3.878 euros.