Transporte

Rifirrafe entre Renfe y Siemens por la velocidad del AVE a Barcelona

El primer ejecutivo de Siemens en España dijo ayer que el AVE-103 realiza pruebas para homologar su señalización a velocidades de 350 km/h entre Madrid y Barcelona. Renfe emitió una nota en la que 'desautoriza' sus palabras porque 'es prematuro aventurar fechas'.

El tren de alta velocidad S-103 fabricado por Siemens, que presta servicio en la línea del AVE entre Madrid y Barcelona, realiza pruebas para homologar el sistema de señalización ERTMS en su nivel dos, lo que le permitirá elevar su velocidad punta de los 300 kilómetros por hora actuales a 350. Los ensayos terminarán en otoño.

Esta información fue facilitada ayer por el consejero delegado de Siemens en España, Francisco Belil, durante un desayuno organizado por la asociación de periodistas económicos, APIE.

Belil afirmó que después del verano el AVE S-103 podrá realizar el trayecto entre Madrid y Barcelona con un importante ahorro de tiempo 'siempre que Renfe lo decida así'. Una vez homologado el sistema ERTMS en su nivel dos todo estará preparado para que este tren se convierta en 'el más rápido del mundo' en servicio comercial.

Horas más tarde Renfe emitió un comunicado por el que 'desautoriza' las palabras de Belil 'porque contradicen las previsiones que había elaborado el propio equipo de Siemens que participa en las pruebas que se llevan a cabo para alcanzar el nivel 2 del sistema de señalización ERTMS, imprescindible para alcanzar los 350 km/h. Resulta prematuro aventurar fechas'.

Hay que recordar que tanto el tren AVE S-103 como una parte de los equipos de la señalización ERTMS han sido suministrados por Siemens.

Durante el desayuno de la APIE Belil informó que Siemens ha decidido nombrarle consejero delegado de una de las principales áreas geográficas en la que la multinacional ha reorganizado su estructura mundial. Se trata del cluster o agrupación de países del suroeste de Europa, que comprende 13 Estados: España, Italia, Francia, Suiza, Liechtenstein, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Grecia, Chipre, Malta, Macedonia, y Albania. Aporta 10.000 millones de facturación y 30.000 empleados y, tras Alemania y Estados Unidos, es la tercera en importancia para el gigante tecnológico germano.

Belil dijo que la compañía germana apuesta de manera decidida por sus actividades en España y se ha planteado como objetivo conseguir de año en año hasta 2010 unos crecimientos que sean el doble del PIB nacional.

Belil identificó importantes oportunidades de crecimiento para la filial en los segmentos de transporte y movilidad, agua, eficiencia energética o diagnóstico precoz. Destacó la necesidad de hacer 'enormes inversiones' en el segmento hidráulico en un país 'seco' y de mejorar la eficiencia energética, donde aún existe 'un gran camino por andar'.

Dos siglos de respuestas a necesidades humanas

El consejero delegado de Siemens para España afirmó ayer que la alemana lleva los 160 años que tiene de historia 'dando respuesta a las preguntas que se plantea de manera continuada la Humanidad'. Francisco Belil explicó que su nueva organización global articulada en tres áreas, responde a esta inquietud. 'Aunque mucha gente no lo sabe, 2008 es un año muy importante en la historia del hombre: por primera vez hay más seres humanos viviendo en ciudades que en el campo'. Para Belil este nuevo escenario obliga a Siemens a 'responder al enorme crecimiento que se prevé de necesidades de atención médica, energía, movilidad o iluminación'.

Siemens responde a este reto con una organización en tres áreas: industria, que aporta el 51% de su facturación, energía, que supone un 28%, y salud que aporta el 14%. El resto corresponde a actividades relacionadas con las tecnologías de la información.