Empleados públicos

USO denuncia los desfases salariales entre funcionarios de Administraciones diferentes

Los empleados públicos de la Administración General del Estado pueden llegar a ganar entre 400 y 600 euros menos al mes que sus colegas autonómicos por un mismo puesto de trabajo e igual categoría, según datos que presentó ayer la Unión Sindical Obrera (USO). Una situación que, según el sindicato, demuestra el 'desmadre y caos retributivo' que existe en las administraciones públicas.

De acuerdo con los datos del sindicato, entre las retribuciones que perciben los funcionarios del Grupo A destinados a la administración central y los de una comunidad como Canarias, la región con el sueldo más alto en esta categoría, existe una diferencia mensual de unos 408 euros.

En concreto, la retribución media de los empleados del Estado central del grupo A alcanza los 33.800 euros anuales, frente a los 39.520 euros de Canarias, un 14,4% menos. Baleares, País Vasco, Madrid y Cantabria son las otras comunidades que pagan más a sus empleados públicos que la administración central.

Entre comunidades, las diferencias aún son más notables. Los funcionarios extremeños de mayor rango reciben unos 800 euros menos en su nómina a final de mes que los canarios.

Ante estos datos, el secretario de la Federación de Empleados Públicos de USO, Luis Deleito, denunció las 'disparadas' diferencias salariales. De hecho, este motivo es el que llevó a los funcionarios de Justicia a iniciar una huelga meses atrás. Otros como los técnicos de Hacienda del Estado, por el mismo motivo, llevan años manifestándose.

En las categorías más bajas, D y E, es donde las diferencias entre los sueldos de la administración central y la autonómica es más sangrante. En este nivel, todas las comunidades sin excepción pagan mejor que la Administración General. Un funcionario estatal de la categoría D, cobra 577 euros mensuales menos que uno del País Vasco y de la misma categoría.

Deleito culpó de esta situación a los procesos de transferencia, que 'han modificado sustancialmente el panorama retributivo de los empleados públicos en unos pocos años'. 'No es lógico que por el mismo trabajo se perciba diferente salario dependiendo de la Administración', añadió.