Bolsa de Nueva York

La debilidad económica penaliza al Nasdaq, que cae un 0,5%

Wall Street cerró la sesión con signo mixto. El índice Dow Jones sumó un 0,32% impulsado por las ganancias de las petroleras, mientras que la debilidad del consumo en Estados Unidos lastró a las compañías tecnológicas.

Querer y no poder. Los inversores de Nueva York ansían olvidar los fantasmas, la recesión económica, la crisis §subprime§, la desaceleración del mercado inmobiliario y que la bolsa entre en terreno positivo por primera vez este año, pero tendrán que esperar aún.

Los principales indicadores de Wall Street cerraron con signo dispar en una sesión de más a menos. El índice Dow Jones sumó un 0,32%, y sitúa su pérdida anual en el 1,78%, mientras que el S&P 500 se anotó un leve 0,09% influenciado por el tecnológico Nasdaq, que recortó un 0,5% lastrado por las dudas sobre la evolución del consumo en Estados Unidos, que también provocó los números rojos entre las compañías de consumo y la construcción.

Y ello a pesar de que el instituto Conference Board de Nueva York desató el optimismo entre los inversores al anunciar que el índice de indicadores líderes, clave sobre el crecimiento económico de los Estados Unidos, subió por segundo mes consecutivo, lo que sugiere que la actividad no está en recesión. En abril este índice subió un 0,1% y se situó en los 102 puntos, por encima de lo esperado por el mercado.

DOW JONES 25.883,25 1,74%
NASDAQ 100 7.055,18 0,47%
S&P 500 2.775,60 1,09%

Una debilidad que se ve acrecentada por el encarecimiento de las materias primas. Al cierre de la sesión, el barril de crudo Texas, de referencia en Estados Unidos volvió a superar anteriores cotas y tocó un nuevo máximo en 127,05 dólares. Una subida que beneficio a las compañías petroleras. Exxon ganó un 1,91%, seguido de Chevron que revalorizó un 1,84%.

Sin embargo, el gran protagonista de la sesión fue el sector tecnológico. Pese al fuerte repunte de las acciones de Amazon, que subió un 7,62% gracias a un recomendación favorable de Goldman Sachs, las pérdidas abundaron en el resto de las compañías.

Microsoft recortó un 1,77% tras conocerse que estudia la posibilidad de hacerse con un pequeño paquete accionarial de Yahoo en el segundo intento de la compañía de Bill Gates por hacerse con pedazo del pastel publicitario de Internet. Por su parte, las acciones del buscador sumaron un 0,07%.

Mientras, las acciones del fabricante de ordenadores Hewlett Packard cedieron un 1,18% a medida que se conoce nuevos datos de las negociaciones para la adquisición de EDS.

Tampoco la banca de inversión se libró de los números rojos. Goldman Sachs cayó un 1,46%, seguido de Lehman Brothers con un 1,95%, mientras que Morgan Stanley recortó un 2,14% después de que un informe de Citigroup recortara sus previsiones de beneficio para el segundo semestre del ejercicio.