Mercados

Las gestoras centran su oferta en fondos de escaso riesgo

En un afán desesperado por retener a los partícipes, las gestoras de fondos están dando la batalla en los productos más conservadores. Los fondos garantizados y las carteras de renta fija a corto plazo copan la oferta desde principios de año.

Se ha comentado hasta la saciedad que la industria española de fondos de inversión sufre uno de los peores momentos de su historia. Sólo en lo que va de año el sector ha registrado reembolsos netos por valor de 19.051 millones de euros y la marcha de 172.421 partícipes, según los datos de cierre de abril de Inverco, la asociación de instituciones de inversión colectiva.

La industria ha cumplido 12 meses de salidas continuadas de dinero hasta alcanzar una cifra neta (suscripciones menos reembolsos) de 39.995 millones de euros y 1,4 millones de partícipes menos. La razón de esta huida reside en la agresiva competencia que están ejerciendo los depósitos bancarios, herramienta de las entidades financieras para fortalecer sus balances.

Las gestoras de fondos han contraatacado con una oferta conservadora, encaminada, de un lado, a competir con los productos de balance, y por el otro, a ofrecer al inversor soluciones de poco riesgo para momentos de incertidumbre. Entre el 31 de diciembre de 2007 y el pasado 16 se mayo se han lanzado 75 fondos nuevos, cifra notablemente inferior a los 115 productos que se inscribieron en el mismo periodo de 2007. De los registros producidos en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, 43 fondos, un 57%, corresponden a carteras conservadoras, de escaso riesgo.

El volumen invertido en fondos de renta variable está en su nivel más bajo de los últimos 11 años

El perfil del sector, en estos momentos, es claramente conservador. La cuota de mercado de los fondos garantizados se ha situado en el 26,62% del total de la industria, el nivel más alto de la historia, según el análisis realizado por Abante Asesores. En paralelo, la exposición de los inversores a la renta variable ha descendido al 13,43%, mínimo de los últimos 11 años.

Entre garantizados de renta fija y de renta variable la nueva oferta suma 23 productos y coincide con un trimestre en el que se han producido vencimientos masivos de fondos con garantía. Como novedad, se han lanzado fondos que no garantizan el 100% del capital, sino algo menos (entre el 90% y el 95%) lo que permite crear estructuras más atractivas y ofrecer rentabilidades adicionales superiores. Es el caso del fondo Banesto Dólar 95, una cartera que limita la pérdida potencial del fondo al 5% y que, como novedad, liga la rentabilidad adicional a la evolución del euro frente al dólar. Desde enero se han registrado tres fondos garantizados ligados a la evolución del mercado de divisas y que apuestan por la revalorización del dólar.

Las gestoras han apostado asimismo por los productos de liquidez. Entre fondos de renta fija a corto plazo y monetarios se han registrado 10 productos desde comienzos de año.

Es significativa la oferta de fondos de inversión libre, que ha ido creciendo poco a poco. Sólo entre enero y abril se han registrado 13 fondos de esta categoría: nueve fondos de fondos, aptos para su comercialización entre el inversor de a pie, y cuatro fondos puros, destinados sólo al inversor cualificado. La CNMV tiene registrados ya 40 fondos de fondos y 25 fondos puros de inversión libre.

La oferta se completa con una amplia gama de fondos globales, entre los que figuran carteras que distribuyen los activos en función de las perspectivas el mercado, y gamas de fondos VaR, que son aquéllos que fijan una rentabilidad objetivo en función de un nivel de riesgo asumido.

LAS CIFRAS

26,6% es la cuota de mercado de los fondos garantizados a 30 de abril, el nivel más alto de la historia.

39.995 millones de euros es el dinero que los inversores han reembolsado de los fondos en los últimos 12 meses.

0,99% es la pérdida media ponderada que acumulan los fondos de inversión mobiliaria en 12 meses. Las carteras de Bolsa española pierden un 5,5%.

Novedades en el sector de la inversión colectiva

Nuevos garantizados

Las gestoras siguen apostando por las carteras estructuradas que garantizan el capital. Como novedad, se han lanzado fondos que no aseguran el 100% de los invertido, sino algo menos, a cambio de participar en mayor medida de los mercados. Otra novedad son garantizados ligados al mercado de divisas.

Depósitos en forma de fondo

El fondepósito es la respuesta del sector a la batalla del pasivo. Se trata de fondos que invierten en depósitos con diferentes vencimientos. Sólo entre enero y mediados de mayo se han lanzado tres carteras de estas características. En la industria existe una oferta cercana a la decena de productos.

Carteras globales

El fondo global es un cajón de sastre en el que se incluyen todos los fondos que no caben en otras categorías. Aquí entran muchos fondos de inversión alternativa, pero también carteras que invierten con libertad en todo tipo de activos según las perspectivas del gestor. Estos fondos son la apuesta de varias gestoras.

Renta variable exótica

Aunque la tendencia general es a lanzar productos de escaso riesgo, sí se han registrado fondos de renta variable, algunos muy exóticos. El más llamativo es el Santander Selección África, un fondo que apuesta por la revalorización de las Bolsas africanas. Santander ha lanzado también una cartera de Bolsa india.

Vuelta a los sectoriales

Vuelven las apuestas sectoriales. En un momento en el que la selección de activos es clave para lograr batir a los mercados, varias entidades han apostado por sectores muy concretos a través de fondos puros o con garantía. Hay oferta para invertir en el sector salud, en el de telecos, en el financiero o en materias primas.