Negocio

La francesa PSA y Mitsubishi desembarcan en Rusia

El sector de la industria automovilística mundial continúa preparándose para hacer frente a los retos del futuro a base de alianzas y centrando su expansión en los mercados emergentes.

Hoy, la francesa PSA, responsable de Peugeot y Citroen, y la japonesa Mitsubishi Motors Corporation han anunciado la creación de una sociedad común para fabricar en Rusia vehículos para los dos grupos y dar respuesta al "fuerte crecimiento de este mercado".

Según han precisado los dos constructores en un comunicado conjunto, la fábrica de ensamblaje común que empezará a construirse en junio estará situada en Kaluga, a unos 180 kilómetros al suroeste de Moscú, y tendrá una capacidad total de 160.000 vehículos al año. Aunque habrá que esperar a 2011 para ver salir el primer coche de esta factoría.

En cualquier caso, los vehículos que salgan de esta fábrica, principalmente todoterrenos ligeros para Mitsubishi y coches de gama media para Peugeot y Citroen, estarán destinados al mercado ruso.

"Esta diversidad de la producción de la futura empresa conjunta responde perfectamente al fuerte crecimiento del mercado ruso" en estos dos segmentos: el de los vehículos de gama media, que representa casi el 50% de las ventas en Rusia, y el de los todoterrenos ligeros, que es uno de los más prometedores en ese "mercado dinámico", señala la nota.

El acuerdo -agrega- marca la "profundización" de las relaciones entre los dos constructores, para los que Rusia es una zona de "desarrollo prioritario". De este lado, la PSA y Mitsubishi ya cooperan en un todoterreno de ocio para el mercado europeo, que ha tenido mucho éxito desde su lanzamiento en 2007 en Europa.

En este orden de cosas, el ministro rumano de Indutria y Comercio, Ovidiu Silaghi, ha anunciado hoy que otras grandes del sector como Daimler Mercedes y Volkswagen, así como la propia Mitsubishi, cuyo presidente Osamu Masuko se encuentra de visita en el país, están buscando localizaciones en Rumanía para instalar nuevas fábricas.