æscaron;ltima

Los sueños de los niños reinventan el futuro y la imagen de Endesa

La compañía quiere liderar el cambio del sector con los ojos del que mira lo social y lo ecológico por igual

Los sueños de los niños reinventan el futuro y la imagen de Endesa
Los sueños de los niños reinventan el futuro y la imagen de Endesa

Unos lo inventan y, otros, lo reinventan. Al futuro lo cortejan sobrados pretendientes. Entre éstos, las energéticas españolas con sus promesas de trabajar por un mundo mejor. Repsol y su Inventemos el futuro, Iberdrola apelando al desafío. Y, ahora, Endesa, que el viernes lanzó su última campaña audiovisual. ¿Moda, conciencia social, responsabilidad, liderazgo? En esta batalla mediática, una cosa diferencia a Endesa de sus competidoras. 'Los demás miran al futuro con la nuca; nosotros, con los ojos', así de contundente resumió ayer Pío Cabanillas, director general de Endesa, la filosofía y el nuevo envite de la energética. Liderar el cambio y ser capaz de aportar soluciones a los grandes retos. 'Desde lo ecológico, pero también desde lo social'. Otro desafío. Pero éste, innovando. Por primera vez una campaña se dirige a quienes aún no nacieron. 'A los hijos de nuestros hijos'. Y ése es su título: Para los hijos de tus hijos.

Las fórmulas actuales ya no funcionan. 'Por eso hay que dejar de mirar al pasado y reinventarlo todo', propone Cabanillas. Quiénes mejor para ello, sugiere, que los que están por venir. Los ciudadanos del mañana.

La campaña, diseñada por McCann Erickson y SCPF al alimón, se estructura en dos fases (desde el viernes y hasta el 5 de junio, la primera, y del 9 al 19, la segunda). Una presenta retos para el futuro y, la otra, las ofertas para encararlos formuladas por personas que integran la compañía (trabajadores, accionistas, consumidores).

Rodada en más de 50 localizaciones de 4 países, la publicidad está protagonizada por 178 niños y más de 60 empleados de la compañía y de sus filiales en el mundo

En un tono cercano y emocional, la primera da cuenta de la propuestas hechas por niños a los adultos para mejorar el mundo. Son pequeños que sueñan en voz alta. Que piden lo que se les antoja. 'Fábricas que no tengan malos humos, que el colegio venga en lugar de tener que ir nosotros, tener hijos, que ellos quieran tener hijos y que vivan con la naturaleza como compañera de piso'. Son algunos de los deseos expresados en el spot que ha saltado al prime time de las cadenas nacionales y que el lunes lo hará en las autonómicas y digitales.

Frases emitidas de manera espontánea por sus jóvenes actores (hasta 178 niños), a los que se ha dado tanta relevancia como a los protagonistas en la segunda fase de la campaña. Esta otra está participada por el esqueleto humano de Endesa. Más institucional que la primera, pretende responder a las demandas que ésta esboza a través del compromiso de sus trabajadores.

Y había que hacerlo ahora. Porque, aunque Pío Cabanillas refrenda el mensaje de uno de los niños del primer spot -No hay nada más apasionante que cambiar el mundo-, también reconoce que, transcurrido más de un año desde la opa de la italiana Enel, toca 'relanzar la imagen pública de la compañía'. Y, desde ahí, 'trabajar en un plan estratégico', un marco general, con especial atención a dos de sus pilares: renovables y desinversiones. 'Transmitir quiénes somos en este momento, y somos los mismos, pero con nuevas ilusiones', describe.

Rodada en más de 50 localizaciones (Madrid, Barcelona, Buenos Aires, Santiago de Chile o el desierto de Atacama, en Perú), la campaña recorre cuatro países en los que Endesa está presente, para dar cuenta del modelo energético global que aspira a comunicar con esta su nueva cara pública.