Acuerdo

Marsans alcanza un nuevo pacto sobre Aerolíneas

Marsans ha firmado un acuerdo sólido con el Gobierno argentino para reestructurar el capital de Aerolíneas. El grupo español compartirá la gestión con capital local en su esfuerzo por potenciar el desarrollo en el mercado Europa-América de su otra compañía aérea, Air Comet. Zapatero y Fernández de Kirchner han apoyado el pacto.

El empresario español Gonzalo Pascual ha logrado reconducir la reestructuración accionarial de Aerolíneas Argentinas alcanzando un pacto con el Gobierno argentino que tiene bastantes visos de poder ser cumplido en su integridad. El objetivo de Marsans en esta nueva coyuntura consiste en sacar adelante un plan que le permita reducir el riesgo y la crónica contestación social en la plantilla de la compañía de bandera del país austral, todo ello sin perder todas las palancas de su gestión.

El verdadero interés del grupo turístico español por Aerolíneas en este momento, consiste en que su actividad pueda estar coordinada con la expansión prevista para la otra compañía aérea del grupo, Air Comet, que pretende ganar cuota de mercado en las conexiones entre Europa y Latinoamérica.

El acuerdo logrado el jueves por la tarde entre el propio Pascual y el secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, ha recibido el apoyo del presidente del Gobierno español, José Luis Zapatero, y de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que han tenido oportunidad de intercambiar puntos de vista con motivo de la cumbre Unión Europa-América Latina y Caribe que se celebra estos días en Perú.

El pacto alcanzado en Buenos Aires permite que el Estado argentino aumente su participación directa actual en Aerolíneas Argentinas del 5% a un mínimo del 20%. Los 8.500 empleados de la compañía podrán llegar a ser titulares de un máximo del 10%.

La novedad en relación con anteriores esquemas de pacto que se han dado por firmados en las últimas semanas se refiere a la composición accionarial que quedará en manos privadas.

En un comunicado difundido por las partes se afirma que 'el sector privado, a través de una sociedad argentina integrada por el grupo Air Comet-Interinvest (Marsans), y un grupo local, formado por varias empresas privadas argentinas, serán titulares del 70% del capital accionarial de Aerolíneas Argentinas'.

Los dueños de Marsans y el Estado argentino 'se comprometen a propiciar las acciones e instrumentación necesaria para mejorar la viabilidad económica de la actividad aerocomercial'.

De momento sólo el empresario argentino-uruguayo Juan Carlos López Mena ha iniciado negociaciones con Marsans para sumarse como socio a Aerolíneas. López Mena, presidente y fundador de la naviera Buquebús que domina el transporte fluvial entre Argentina y Uruguay, ha señalado a la prensa que Austral, la filial para vuelos domésticos de Aerolíneas, también es parte de la negociación.

El precio de las acciones que cederá Marsans a López Mena será determinado en los próximos 45 días por una auditoría encargada a PriceWaterhouseCoopers, junto a otras dos compañías contratadas por Marsans, Merrill Lynch y Deloitte.

Pascual va a Cataluña a hablar de Spanair

El grupo catalán Fundación Privada de Empresarios (FemCat), de perfil nacionalista, que ha pedido respaldo a la Generalitat para presentar una oferta por Spanair, ha entrado en contacto con los dueños de Marsans para informarles de su proyecto. Fuentes cercanas a la filial de SAS han asegurado que la semana próxima podría producirse un encuentro entre los empresarios catalanes y Gonzalo Pascual, a fin de sondear si Marsans, (que fundó en su día Spanair), está dispuesta a implicarse en una puja por la aerolínea. El objetivo es que no caiga en manos de Iberia.