Encuesta de Merrill Lynch

Los gestores creen que la previsión de beneficios es demasiado elevada

Los gestores se vuelven más optimistas sobre las perspectivas económicas. El miedo a la recesión remite aunque no lo suficiente para que los grandes inversores vuelvan a apostar por la Bolsa con claridad. El 77% aún cree que las expectativas de beneficios son demasiado altas, según la encuesta mensual de Merrill Lynch.

El miedo a la espiral alcista de precios aumenta y empieza a sustituir al temor a la recesión en EE UU. Al menos eso revela la encuesta mensual de Merrill Lynch, realizada entre el 2 y el 8 de mayo, antes de conocer los datos de inflación de abril de EE UU.

La encuesta revela que si bien hace tres meses el 67% de los gestores se preparaba para un periodo de crecimiento inferior al potencial con repuntes de inflación por encima de la media, esa cifra ha aumentado al 85%.

La escalada de las materias primas y los datos de crecimiento no han pasado desapercibidos. La primera estimación del PIB de EE UU del primer trimestre reflejó un crecimiento positivo, del 0,6%, al tiempo que el precio del petróleo continúa por encima de los 120 dólares, mientras la escalada de los alimentos persiste. De hecho, esta partida registró el mayor incremento en 18 años en abril, según reflejaron ayer los datos. Los precios, con todo, repuntaron el 0,2%, una décima por debajo de lo esperado, lo que permitió que la tasa interanual cayera hasta el 3,9% desde el 4%.

Así, el 18% de los gestores encuestados por Merrill Lynch considera que la economía global ha entrado en recesión, frente al 24% que opinaba así hace un mes. Por otra parte, el porcentaje que encuentra probable o algo probable que la economía entre en recesión en 12 meses ha caído al 29% desde el 40% de hace un mes.

Al mismo tiempo, las preocupaciones en el terreno empresarial persisten. El 77% de los gestores opina que las estimaciones de beneficio que maneja el mercado son demasiado exigentes. 'Esto quizá explique por qué los inversores empiezan a cuestionar las valoraciones, sólo un 15% considera que la renta variable está infravalorada frente al 26% de abril', explica Merrill Lynch. El repunte de los mercados desde marzo es otra explicación que da la firma.

Los gestores siguen reticentes a volver a sobreponderar la renta variable con claridad. La infraponderación se ha reducido al 35% frente al 41% de abril, pero al mismo tiempo el porcentaje de gestores que están algo o muy sobreponderados no se ha incrementado, se ha mantenido en el 30%.

En cualquier caso, los gestores siguen pensando que la Bolsa ofrece más valor que la deuda. El 53% considera que los bonos están sobrevalorados.

Claves. Apuestas y recelos

Regiones

Preferencias: A nivel regional los gestores de fondos aún mantienen un sesgo neutral hacia Estados Unidos y la zona euro, al tiempo que evitan la renta variable japonesa y el Reino Unido. Su preferencia está en los emergentes.

Resultados: El sentimiento hacia la zona euro empeora por el impacto negativo de la fortaleza del euro. Las valoraciones en Japón, sin embargo, se ven baratas.

Liquidez

Alta: A pesar del rebote de los mercados, el apetito por el riesgo de los gestores no ha aumentado en exceso. El nivel medio de liquidez de las carteras apenas se ha reducido. En concreto ha pasado del 4,2% de abril al 4,1% de mayo.

Sobreponderada: Al mismo tiempo un 36% de los encuestados por Merrill declara estar sobreponderado en liquidez en relación a su índice de referencia.

Precios

Repuntes: La encuesta mensual de Merrill Lynch refleja una creciente preocupación por la escalada de precios. El 53% de los encuestados cree que la inflación aumentará en los próximos 12 meses, frente al 44% que opinaba así el mes pasado.

Tipos: Las expectativas de inflación llevan a los inversores a apostar por un incremento de los tipos a largo. El 80% cree que repuntarán frente al 55% de abril.

Materias primas

Oro: Merrill Lynch ha preguntado a los inversores por primera vez sobre su visión sobre el oro y el petróleo. El 45% considera que el oro está sobrevalorado, frente al 18% que opina que está en precio y el 15% que lo ve infravalorado.

Petróleo: El precio del crudo preocupa aún más. El 61% cree que está sobrevalorado, frente al 15% que encuentra que está bien valorado y el 9% que opina que está infravalorado.

Sectores

Infraponderado: La banca sigue sin gustar pero mejora el sentimiento. El 35% de los gestores tiene el sector algo o muy infraponderado frente al 46% de hace un mes. En cualquier caso la sobreponderación apenas ha aumentado, pasando del 12% al 13% de los encuestados.

Consumo: El consumo de lujo es el sector más infraponderado, seguido de la banca, aseguradoras y eléctricas. Las petroleras son las preferidas.