æscaron;ltima

Tantos precios como autopistas de peaje

La AP-41 Madrid-Toledo y la AP-7 Málaga-Estepona, las más caras del país, según 'Consumer'

Tantos precios como autopistas de peaje
Tantos precios como autopistas de peaje

'Limpias, seguras y caras'. Así son las autopistas de peaje en España según un estudio de la revista Consumer Eroski. Y además, muestran una gran disparidad en sus precios dependiendo de su localización.

Las autopistas aprueban aunque fallan en la tarifa, que de media alcanza los de 10 céntimos por kilómetro, caro para la cooperativa de consumidores vasca. A partir de esa media, los precios son tan dispares que el más elevado duplica al más barato de los peajes incluidos en el estudio. Consumer Eroski analiza 16 tramos de autopistas que suman 3.378 kilómetros, el 60% del total. Entre las que se han quedado fuera se encuentran las que rodean grandes ciudades como Madrid y Barcelona, de trayectos cortos y proporcionalmente más caros.

Entre las analizadas, la más asequible es la AP-4 entre Sevilla y Cádiz que cuesta seis céntimos por kilómetro, mientras la AP-7 entre Málaga y Estepona y la AP-41 entre Madrid y Toledo lo dobla de largo (14 céntimos). Un 40% por encima de la media. Les sigue la Radial 2 Madrid-Guadalajara, la tercera más cara, a sólo un céntimo.

Las menos gravosas, con el permiso de los 6 céntimos de la autopista Sevilla-Cádiz, son las vías que se encuentran en el Norte. La segunda más asequible, con 7 céntimos de peaje por kilómetro, es la AP-9 que une La Coruña con Santiago. A continuación, tres de las dieciséis autopistas cobran 8 céntimos por kilómetro, concretamente el tramo de la AP-7 ente Barcelona-La Jonquera, la A-8 de Bilbao-San Sebastián y la AP-68 de Bilbao-Zaragoza.

Las desigualdades Norte y Sur son remarcables. 'Mientras que los ciudadanos del límite más septentrional deben abonar peaje en casi todas las vías de gran capacidad', en el sur y en el este 'abundan las autovías libres', compara el análisis. Donde de verdad resulta costoso circular es en las rutas que rodean la Comunidad de Madrid. De los cinco tramos estudiados por Consumer en esta región, cuatro superan la media de 10 céntimos. Y el quinto, la R-4 entre Madrid y La Roda (Albacete) cuesta 9 céntimos.

'Las concesionarias acuerdan las tarifas con la Administración, en función de distintos aspectos', aclaran desde Consumer que remarcan que el criterio para fijar el precio 'nada tiene que ver con el kilometraje o la antigüedad, lo que justificaría los costes de mantenimiento'.

Asesorado por Tráfico, el equipo de Consumer recorrió 16 autopistas y atravesó 62 peajes. Contabilizó 524 casetas de cobro, de las que 118 estaban cerradas. Sólo en cuatro de las 16 vías había personal para atender al usuario, cuya presencia no es obligatoria. En cuanto a organización, las concesionarias suelen avisar con bastante antelación de la proximidad del peaje. Al menos, un kilómetro antes. Salvo las de Santiago-Vigo y Vitoria-Burgos, a 100 metros.

Pero a pesar de sus notables calificaciones, la red de autopistas tiene algunos 'necesita mejorar' en su expediente. Entre ellos, la limpieza en general, la seguridad en los túneles -con insuficiencia de arcenes de emergencia y la falta de cámaras de vigilancia- y, también, la necesidad de áreas de emergencia sanitaria.