Turbulencias financieras

La restricción del crédito destruirá 7.500 empresas españolas, según Credit Services

La mitad de los intermediarios financieros que operan en España, unos 7.500, cerrará su negocio en los próximos dos años por las cada vez mayores restricciones de bancos y cajas para conceder créditos ante la dificultad de acceder a la liquidez, afirmó hoy el presidente de Credit Services (CS), Javier López, quien cifró en 15.000 los empleos que se destruirán en el periodo.

¢Los bancos están cerrando el grifo a la financiación, pero nosotros aguantaremos el tirón¢, dijo López, tras explicar este fenómeno por la desconfianza que se propagó por el sistema financiero mundial a raíz de la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos desde el pasado verano.

A su parecer, ¢cada vez es más difícil encontrar financiación¢, especialmente para hipotecas, a lo que se suma el crecimiento de la morosidad, actualmente en torno al 1%. ¢La banca española está ajustando sus niveles de riesgo¢, sostuvo.

Entre los criterios de endurecimiento de las condiciones de crédito que están aplicando bancos y cajas, López citó la necesidad de que al menos uno de los titulares del préstamo sea empleado fijo, y que el crédito no supere más del 80% del precio de tasación de la vivienda llevada a cabo por la entidad.

Asimismo, López advirtió de que ¢algunas¢ entidades, sin más precisiones, han dejado de conceder hipotecas a los inmigrantes, por estimar que el riesgo de impago es demasiado elevado entre este colectivo. ¢Algunos sólo miran el carnet y al ver que es un NIE ya no siguen adelante con la operación¢, dijo.

No ampliarán gratis la hipoteca

Sobre las dificultades de las familias para hacer frente a las hipotecas, el presidente de Credit Services dijo que la empresa se ha puesto ¢a disposición del Gobierno¢, si bien descartó no cobrar a la clientela por llevar a cabo operaciones relacionadas con la ampliación del plazo del préstamo.

¢Nosotros no podemos dejar de cobrar, porque si lo hiciéramos gratis tendríamos que empezar a echar a gente¢, aseveró López, quien no obstante, apuntó a la posibilidad de que Credit Services ¢ajuste sus honorarios en casos especiales¢ de clientela con determinadas dificultades.

Asimismo, apostó por que el Ejecutivo impulse una legislación específica para regular la actividad de los intermediarios financieros, ahora sujetos a las normas autonómicas y a las leyes de defensa de los consumidores y de protección de datos, porque contribuirá a la mayor especialización y profesionalización del sector.

Sin embargo, pronosticó que el Gobierno no sacará adelante ninguna legislación específica en la situación actual del mercado financiero para evitar una eventual destrucción adicional de puestos de trabajo con el cierre de más empresas. ¢No parece que esto sea prioritario, porque supondría aumentar las listas del paro¢, consideró.