Resultados

ThyssenKrupp aumenta un 3,5% su beneficio semestral, hasta 937 millones

El fabricante alemán de componentes para automóviles ThyssenKrupp registró un beneficio neto de 937 millones de euros durante el primer semestre de su año fiscal 2007-2008, lo que representa un incremento del 3,5% en comparación con las cifras del mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía.

La cifra de negocio de empresa se elevó hasta 25.469 millones de euros durante la primera mitad de su año fiscal 2007-2008, lo que supone mantener la facturación de la compañía en el mismo periodo del año anterior.

La multinacional teutona resaltó que ha conseguido mantener los niveles de facturación registrados en los primeros meses del ejercicio fiscal 2006-2007 a pesar de la desaceleración económica y explicó que sus beneficios han sido superiores a los previstos.

El resultado antes de impuestos de la compañía se situó en 1.388 millones de euros durante el primer semestre fiscal, lo que se traduce en una reducción del 15% en comparación con las cifras del mismo periodo del año anterior.

ThyssenKrupp apuntó que su beneficio bruto se vio afectado en los primeros seis meses del año fiscal 2007-2008 en 128 millones de euros por la construcción de una nueva planta y en 10 millones de euros por la reestructuración de su negocio de metal. Asimismo, el EBITDA de la compañía en este periodo se incrementó un 11%, hasta 2.280 euros.

Durante el segundo trimestre del año fiscal 2007-2008, el beneficio neto de la empresa alcanzó 502 millones, un 105% más, mientras que la facturación se elevó hasta 13.199 millones de euros, un 0,6% más y el beneficio antes de impuestos de la multinacional cayó un 22%, hasta 572 millones de euros.