æscaron;ltima

El magnate ruso del juego estudia entrar en España

Oleg Boyko busca nuevos mercados ante la presión del Gobierno ruso sobre los casinos.

El magnate ruso del juego estudia entrar en Espana
El magnate ruso del juego estudia entrar en Espana

Oleg Boyko, el multimillonario ruso que controla la mayor empresa de juego de Europa del Este, Ritzio Entertainment Group, tiene previsto captar 1.500 millones de dólares (970 millones de euros) este año para financiar su expansión en los sectores del juego, comercio al por menor e inmobiliario. Entre sus posibles destinos se encuentra España. Ritzio busca 500 millones de dólares para comprar salas de juego en Europa y América Latina, mientras que la sociedad de cartera Finstar intentará conseguir otros 1.000 millones para impulsar sus cadenas de grandes almacenes y el negocio inmobiliario, asegura Boyko, de 43 años. El dinero se obtendrá a través de préstamos, bonos e inversores individuales.

La compañía de juego rusa, que tiene su sede en Chipre, incorporó el mes pasado salas de máquinas tragaperras en Serbia, su decimoquinto país, y estudia abrir locales en España y en algunas de las antiguas repúblicas soviéticas, como Moldavia y Kirguistán, según Boyko, que posee las tres cuartas partes de la empresa. También está estudiando el mercado de Japón, y se propone crecer en la República Checa, Rumanía, Colombia y Ucrania, dijo el multimillonario.

Alemania, donde Ritzio tiene 160 locales de juego, e Italia son también objetivos de posibles compras. En ambos países, los tres principales operadores controlan menos del 5% del mercado, afirma Boyko.

Ritzio quiere abrir salas de juego fuera de Rusia, donde el Gobierno ha confinado el negocio de las apuestas a cuatro regiones además de las principales ciudades para 2009 y está obligando a los casinos a salir de Moscú y San Petersburgo para frenar el juego. Las ventas en el sector crecieron más del cuádruple, hasta 185.000 millones de rublos (5.000 millones de euros) durante los seis años anteriores a 2006. Ritzio tiene más de 1.000 establecimientos entre casinos y bares, 400 de los cuales están en Rusia.

'Todas las empresas de juego miran hacia Europa occidental y oriental porque no están seguras de lo que pasará en el negocio en Rusia y qué retornos podrían conseguirse por la actividad en una de las cuatro zonas'', asegura Julia Gordeyeva, analista de ING Bank en Moscú. 'Los locales de juego extranjeros están teniendo un crecimiento de las ventas y la rentabilidad muy elevado'', señala Boyko, que ocupa el puesto 65 de los más ricos de Rusia según la revista Forbes (664 del mundo), con un patrimonio estimado de 1.500 millones de dólares.

La empresa, entre cuyas cadenas se incluyen Vulkan, Million y X-Time, tiene previsto cotizar en la Bolsa de Londres cuando los mercados lo permitan, según Boyko, y buscará entre 300 y 400 millones de dólares con la venta si se llevara a cabo el próximo año, asegura el magnate.

Boyko fue en 1999 el cofundador de Evraz Group, ahora la segunda siderúrgica de Rusia, la cual presidió hasta que vendió su participación en 2004. Los ingresos de Ritzio subieron un 41%, hasta 1.600 millones de dólares en 2007, generando más de la mitad de los 2.000 millones de dólares en ventas totales de Finstar. La sociedad de cartera se propone aumentar sus intereses en el comercio minorista e inmobiliario hasta representar más de la mitad de los ingresos con el fin de reducir su dependencia del juego.

Diez años de crecimiento han impulsado la renta de los rusos. 'En Rusia hay más dinero, las rentas están subiendo muy deprisa y hay baja competencia, especialmente en el sector de la distribución minorista de alimentación'', declara el magnate.