Pacto por la Vivienda

Barreda firma la construcción de viviendas público-privadas en Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, firmó hoy, junto a los sindicatos CCOO y UGT, y la Confederación regional de Empresarios (CECAM), y con la presencia de la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, el Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha, que beneficiará a más de 50.000 familias, en un plazo marcado de 2008 a 2015.

Tras el acto de la firma, celebrado en Toledo, Barreda resaltó que este acuerdo beneficiará principalmente a los más de 35.000 jóvenes demandantes de una vivienda en Castilla-La Mancha, la primera Comunidad Autónoma en poner en marcha un proyecto de estas características que, según datos del registro de demandantes de vivienda, beneficiará además a un total 50.000 familias.

Por su parte, la ministra aseguró que este Plan se encuadra en el objetivo prioritario del Ministerio de atender una ¢necesidad básica para el proyecto vital de cualquier ciudadano¢ como es el acceso a una vivienda digna, y persigue también otras metas como ¢conducir al sector de la construcción hacia un horizonte óptimo de equilibrio que permita diversificar el crecimiento económico de nuestro país¢, porque así, dijo, ¢estaremos optimizando esfuerzos y recursos, es decir, estaremos ganando en eficacia¢.

Asimismo, manifestó que ¢las soluciones para el sector de la construcción no deben distraer los siempre limitados recursos públicos de la que debe ser la prioridad de la política de vivienda del Gobierno, que es facilitar el acceso a ella a los que más dificultades tienen¢, recordando que el propósito del Gobierno es ¢no no impedir artificialmente el ajuste del sector¢, como ya anunció el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

No obstante, puntualizó que en el desarrollo de estas políticas se deberán tener en cuenta dos restricciones fundamentales, que son las cuentas públicas y la disponibilidad de suelo. ¢No sólo contamos con recursos financieros limitados sino también con un recurso natural, como es el suelo. Construir viviendas por encima de las necesidades de la población supone un desperdicio de recursos económicos y es insostenible medioambientalmente¢, resaltó.

En este sentido, destacó que el pacto ¢parte de un análisis certero de la situación de la vivienda¢ en Castilla-La Mancha y ¢aporta una solución imaginativa a la coyuntura que atraviesa esta región¢.

¢Desde el Gobierno de España valoramos positivamente la búsqueda de acuerdos en el seno de las comunidades autónomas para dar respuesta a las necesidades de vivienda de sus ciudadanos y para amortiguar los efectos del ajuste brusco que está atravesando el sector de la construcción residencial¢, apostilló.

Retos de futuro

Asimismo, añadió que ¢el reto que abordamos es que el ajuste se produzca de forma inteligente, para que sean las empresas más competitivas, innovadoras y productivas las que salgan reforzadas¢. Para ello, hizo un llamamiento a la colaboración institucional e invitó a las comunidades autónomas y ayuntamientos a trazar una hoja de ruta común que culmine en la firma del Pacto Estatal por la Vivienda, ¢una estrategia que defina qué medidas concretas debemos acometer¢, precisó.

En este sentido, Corredor aseguró que el Ministerio tiene planeado realizar un pacto a nivel nacional, para el que señaló que está realizando una ronda de entrevistas con todos los consejeros autonómicos de Vivienda, representantes sindicales y empresariales y profesionales del sector, que culminará en la Conferencia Sectorial de Vivienda, que se reunirá en las próximas semanas, para trazar las ¢líneas maestras¢ de lo que será el Plan Estatal de Vivienda 2009-2012.

Por su parte, Barreda explicó que gracias a este pacto, ¢los castellano-manchegos podrán optar a las Viviendas de Iniciativa Público-Privada (VIPP), una de las principales medidas que recoge el plan y que supone la creación de viviendas de unos 70 metros cuadrados útiles, cuyo precio oscilará entre los 130.000 y 150.000 euros.

Estas viviendas, apuntó, ¢se construirán con una doble garantía por parte del Gobierno regional¢, el de proporcionar financiación a los compradores, por un lado, y a los constructores por otro, garantizándoles la venta desde el día del inicio de las obras, y una financiación para su construcción, es decir, ¢el objetivo es encontrar el punto de encuentro entre la demanda de viviendas y la capacidad de oferta¢.

Se trata de viviendas promovidas y construidas por promotores privados sobre suelos de su propiedad, donde exista una demanda, no reservados obligatoriamente para la construcción de viviendas, con protección pública, de modo que se pacte un precio que las haga asequibles y, a su vez, atractivas en términos de costes de construcción y rentabilidad.

No obstante, Barreda afirmó que las VIPP ¢no serán en vez de las Viviendas de Protección Oficial (VPO), sino que se construirián como un complemento¢.

Otras medidas

Además, este plan prevé un conjunto de medidas y reformas legales para agilizar los procesos de gestión del suelo que quedarán garantizadas mediante la construcción de la Mesa del Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha, con representación de todas las instituciones firmantes, y del Observatorio del Suelo y la Vivienda de Castilla-La Mancha, como instrumento de apoyo técnico.

Se contempla la incorporación de nuevas iniciativas de apoyo a los promotores que quieran facilitar suelo para vivienda mediante convenios para desarrollo de suelos; la potenciación de la actividad de las Oficinas de Vivienda de la región, para convertirlas en el elemento central de la gestión de la demanda; y la adaptación del Plan de Vivienda y Suelo a las necesidades del mercado .

Asimismo, se abordará la preparación de una Ley de Garantías de Acceso a la Vivienda que facilite a los inscritos en el Registro de Demandantes la posibilidad de acceder a una vivienda en un plazo no superior a un año. Otra de las medidas es la elaboración de un nuevo sistema de selección del adjudicatario, en el que el procedimiento será ir ordenando los demandantes por su antigüedad en el registro general, con la reserva de un cupo de viviendas para atender a colectivos especiales.

El Pacto por la Vivienda en Castilla-La Mancha recoge los municipios de la región en los que existen, a día de hoy, 100 o más demandantes, lo que supone el 88 por ciento de la demanda total.

De los casi 50.000 inscritos en el Registro de los Demandantes, el 47,4 por ciento son jóvenes, que serán los mayores beneficiados de este acuerdo, que también está dirigido a los sectores empresariales afectados por la desaceleración económica.

En este sentido, Barreda explicó que se beneficiará el sector de la construcción, cuyo empleo supone el 13,7 por ciento del total de la región, o la industria auxiliar, recordando que ¢que es un sector muy importante para la región¢, donde se fabrica el 75 por ciento de las puertas de España, así como más del 25 por ciento de la cerámica industrial nacional.

Firmantes

Además del Gobierno regional, CECAM, CCOO y UGT, sin que el PP castellano-manchego haya querido sumarse, próximamente se adherirá el Consejo de la Juventud y el Instituto de la Juventud de Castilla-La Mancha, así como la Federación de Municipios y provincias de la región, la Federación Regional de Empresas Constructoras de Castilla-La Mancha (FERECO), la Federación Empresarial de Toledo (FEDETO), y varias entidades financieras, como Caja Guadalajara.