Catástrofe natural

El Gobierno de China eleva a 8.500 las muertes por el seísmo

Un terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter ha sacudido el sur de Asia, desde Pekín a Bangkok, ciudades separadas por unos 3.300 kilómetros. Según el Gobierno de la provincia de Sichuan, más de 8.500 personas han perdido la vida. Sólo en Beichuan, un distrito a 50 kilómetros del epicentro, se calcula que han muerto unas 3.000 personas.

Entretanto, a un centenar de kilómetros, continúan las labores de rescate de los más de 900 estudiantes sepultados en Dujiangyan, tras derrumbarse un instituto de esa ciudad.

El impacto ha tenido lugar en la provincia de Sichuán, una de las más pobladas de China con más de 100 millones de habitantes, en el suroeste del país asiático, a 92 kilómetros de la capital provincial, Chengdu, según informa el Observatorio Geológico de Estados Unidos.

El seísmo se ha sentido en puntos tan lejanos como Pekín, Shanghai e incluso la capital de Tailandia, Bangkok. De acuerdo con la agencia oficial china Xinhua, no ha habido de momento ninguna víctima ni daños materiales. Sin embargo, las autoridades chinas se han movilizado. El presidente, Hu Jintao, ha ordenado que se dé todo tipo de servicio y ayuda a los damnificados mientras el aeropuerto de Chengdu ha sido cerrado.

Los temblores se han registrado en torno las 14.30 hora local (06.30 GMT). El impacto del seísmo ha hecho que se balanceasen algunos de los edificios más altos de Shangai. La Torre Jinmao, el mayor rascacielos de China, ha sido evacuada a causa de los temblores, como otros edificios del distrito financiero.

También muchos habitantes de la capital china han salido de sus casas alarmados por la sacudida. Otros testigos han informado a la agencia Reuters que la presa de las Tres Gargantas (situada a varios cientos de kilómetros de Sichuán) no ha sufrido daños pese a estar todavía en obras.

El servicio sismológico de China ha quedado colapsado, mientras que institutos homólogos de EE UU con medidores en Asia afirman que la intensidad del terremoto fue menor y alcanzó los 7,5 de magnitud.