Eléctrica

Iberdrola elude ir a la puja por British Energy tras conocer la propuesta de EDF

Iberdrola no acudirá a la puja por British Energy, ante la imposibilidad de buscar socios con los que acudir en minoría y tras la oferta 'demoledora', desde el punto de vista tecnológico, presentada por EDF.

Aunque Iberdrola ha conseguido mantener la expectación hasta el último momento sobre una posible oferta por British Energy, la propietaria del parque nuclear de Reino Unido que el Gobierno de este país va a subastar, lo cierto es que, finalmente, la eléctrica no se acudirá a la puja. Así lo han confirmado a CincoDías fuentes financieras próximas al vendedor y así lo venía a reconocer un portavoz de Iberdrola, quien afirmó que, 'probablemente no habrá oferta'.

En los últimos días el banco de inversión contratado por la eléctrica para analizar la operación, el Dresdner, había buscado participar en un consorcio en el que Iberdrola pudiera integrarse para adquirir una participación minoritaria de British Energy. Sin embargo, las opciones, que eran escasas (sólo mantenían su interés RWE, Centrica y EDF), se convirtieron en casi nulas cuando el grupo estatal francés decidió presentar una oferta en solitario por la británica

Aunque EDF no ha reconocido formalmente la oferta, en el mercado dan por hecho que la entregó el viernes, tal como adelantó esta semana la prensa francesa.

IBERDROLA 10,43 0,58%

Las citadas fuentes financieras aseguran que la oferta 'ha sido demoledora' para los candidatos a la subasta, como la propia Iberdrola, lo que explicaría su renuncia. Y no tanto por el precio, que agencias internacionales sitúan entre 9.200 millones y 10.200 millones de euros, en el punto medio se situaba su cotización, sino por su proyecto tecnológico.

Coloso nuclear

Con 5.000 ingenieros en plantilla, el gigante galo, que gestiona un parque nuclear de 59 reactores, puede resultar un competidor imbatible. El Gobierno británico, que se dispone a privatizar British Energy, busca un comprador que modernice el parque nuclear británico, integrado por 12 viejas centrales, y que construya reactores de nueva generación, cuya tecnología está, hoy por hoy, en manos francesas.

Este proyecto es 'un bocado imposible' para la mayoría de las eléctricas europeas, incluida Iberdrola, dice un experto. De hecho, Eon ni siquiera ha estudiado una oferta no vinculante y se mantienen las dudas de que la vaya a presentar la británica Centrica. æpermil;sta aspira a participar en la operación haciéndose con una parte de la producción eléctrica a través de un contrato virtual.

Iberdrola insiste en que sólo quiere participar en el programa nuclear británico. Y para ello ha intentado ir a una subasta a la que fue invitada por el Gobierno británico. La retirada de las candidatas harán poco competitiva una puja que obliga a una opa. Los inversores prevén por ello un precio inferior al de mercado.

Las dos eléctricas escenifican su enfrentamiento ante el juez de Bilbao

Iberdrola y EDF reafirmaron el viernes, en la vista que se celebró en el Juzgado de lo Mercantil Número 2 de Bilbao, sus posiciones enfrentadas sobre la aplicación o no de medidas cautelares a la eléctrica francesa que le obligan a desvelar en los medios de comunicación sus intenciones sobre la firma vasca. EDF, en otro movimiento procesal, ha solicitado por tercera vez, la declinatoria de competencia del magistrado bilbaíno.

El representante legal de EDF, Borja Obeso, del bufete Gómez Acebo y Pombo, alegó para solicitar el alzamiento de las medidas que no 'concurren' los supuestos previstos en el ordenamiento jurídico. Pidió que, de ratificarse, se modificaran por una caución de 200.000 euros. Aseguró que la actuación de EDF no ha impedido el normal desarrollo de Iberdrola, que no se ha lesionado su prestigio, ni se le han generado daños 'irreparables'. Añadió, en una clara alusión al juez, que no se daba una situación de urgencia para solicitar medidas sin otorgarle 'audiencia a EDF'. También se lamentó del trato recibido 'por no ser una compañía española', y se preguntó por qué 'se le exige' que revele sus planes 'y al resto no'.

Mario Fernández, de Uría Menéndez, representante legal de Iberdrola, defendió la bondad de las cautelares y las calificó de 'obvias y normales' ante la estrategia de 'asedio'. Esgrimió que la propiedad de EDF corresponde en 'un 85% al Estado francés', con el objetivo de recortar argumentos sobre su posible indefensión. 'La reputación de Iberdrola es que no se deja asediar por nadie, ni siquiera por el Estado francés', aseveró.

Sobre una posible caución de 200.000 euros a EDF dijo que la cuantía sólo representa 'ocho minutos del Ebitda anual de la compañía'.