Inmobiliaria

Afirma se derrumba al reconocer problemas financieros

Afirma Grupo Inmobiliario se desplomó este viernes en Bolsa tras reconocer ante la CNMV problemas financieros por la conversión automática de largo a corto plazo el pago del préstamo sindicado de 930 millones por el retraso en el proceso de fusión de las participadas de la antigua Astroc.

La acción cayó un 9,62%, marcando el mínimo histórico de 1,88 euros por título, un precio que choca con los más de 70 euros que llegó a alcanzar la empresa.

Tal y como adelantó CincoDías, Afirma ha tenido que sentarse con los bancos que le concedieron el sindicado, del que le quedan por pagar 667 millones, debido a que una de las cláusulas indicaba que el proceso de fusión debía culminar antes de septiembre de 2007. Como el acuerdo final se retrasó hasta principios de 2008, la deuda pasó de ser a largo (la amortización llegaba hasta 2013) a corto plazo.

Pese a que la compañía confía en que los bancos aceptarán la renegociación de los pagos ya que finalmente se ha formalizado la fusión y la realidad de la empresa es la prevista, el mercado mostró su desconfianza, la misma que ya mostró el auditor.

PricewaterhouseCoopers, que ha analizado las cuentas del último ejercicio, indica en su informe que en tanto que la renegociación del plazo de deuda 'no se complete satisfactoriamente, se produce una situación que es indicativa de una incertidumbre actual sobre la capacidad de la sociedad para continuar su actividad'.

La caída del valor añade más incertidumbre a la ampliación de capital que tiene pendiente la sociedad.