Investigación fiscal

¿Qué pasa con los billetes de 500 euros?

La Agencia Tributaria ha recaudado ya 60 millones de euros por la investigación de operaciones con billetes de 500 euros.

El número de billetes de 500 euros puestos en circulación volvió a caer en marzo hasta los 111 millones, tras mantenerse en 112 millones durante los dos primeros meses del año, aunque aún representan el 68,5% del efectivo total en manos de los españoles (84.500 millones de euros), según los últimos datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

Así, los billetes de 500 regresan a la senda de descenso que iniciaron el pasado verano y en la que se mantuvieron hasta el cierre del último ejercicio.

Este nuevo descenso coincide con una nueva caída del dinero líquido en circulación, que se redujo en un 3,8% en marzo, tras alcanzar los 84.500 millones de euros (81.186 millones de euros en billetes y 3.314 millones en monedas), frente a los 87.899 registrados en el mismo mes del pasado año.

Por su parte, el número de billetes de 200 puestos en circulación se mantuvo estable en los 21 millones de unidades por undécimo mes consecutivo, mientras que los billetes de 100 euros cayeron hasta los 69 millones de unidades, tras mantenerse estables en los dos primeros meses del año.

La Agencia Tributaria está investigando en profundidad cerca de 12.000 operaciones realizadas con billetes de 500 euros entre los años 2003, 2004 y 2005, lo que le ha permitido recaudar ya 60 millones de euros por autoliquidaciones extemporáneas de contribuyentes investigados por este concepto, según anunció el director del Fisco, Luis Pedroche, en una entrevista concedida a Europa Press.

Esta cifra supera en 13 millones de euros la recaudación calculada a mediados del mes de febrero, que ascendía a 47 millones de euros. Además, en el mes de abril, se han seguido produciendo ingresos por parte de otros contribuyentes y en los próximos días van a seguir creciendo, avanzó Pedroche.

12.000 operaciones investigas

Según indicó, esta recaudación es causa directa de las pesquisas en marcha para investigar delitos fiscales relacionados con el uso de billetes de 500 euros en unas 12.000 operaciones desde 2003. Así, el director de la AEAT precisó que estas declaraciones extemporáneas corresponden a contribuyentes a los que se les ha hecho algún tipo de requerimiento para que justifiquen el uso de estos billetes.

Además, el director de la Agencia Tributaria aseguró que prácticamente se ha concluido la primera fase de investigación de las 4.195 operaciones correspondientes año 2003 que fueron objeto observación, de las que entre el 60% y el 70% son sospechosas de estar relacionadas con algún fraude.

Los posibles delitos cometidos a través de estas operaciones prescribirán el próximo 31 de junio, trascurridos cuatro años de la debida declaración de IRPF o Impuesto sobre Sociedades. Así, Pedroche precisó que, dada la urgencia, la Agencia ha dedicado los últimos tres meses a investigar cada una de estas operaciones.

De las cerca de 12.000 operaciones que están siendo analizadas, la mayoría de ellas relacionadas con el sector inmobiliario, 1.693 son del año 2005; 6.100 corresponden al año 2004 y 4.195 al 2003.

El resultado final de la investigación que está llevando a cabo Hacienda puede suponer el inicio de actuaciones inspectoras de comprobación o de investigación e, incluso, la interposición de denuncias ante la Administración de Justicia por un presunto delito contra la Hacienda Pública.

Más de un año de investigación

La investigación en curso se inició durante el segundo semestre de 2006, cuando la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), dependiente del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria, comenzó analizar de forma detallada los movimientos efectuados en el año 2005 mediante billetes de 500 euros, consistentes en entregas y retiradas de fondos por parte de compañías de transporte de fondos para su utilización en sucursales de entidades financieras o directamente por personas físicas o jurídicas.

Así, se vienen analizando los canales de demanda, transporte, entrega y retirada de billetes de alta denominación, los sistemas de control bancario y de las empresas de transporte en efectivo en relación con el movimiento de dichos billetes y los riesgos asociados a la demanda, tenencia y utilización de billetes de alta denominación.