Valoración

La rusa Gazprom ya es la tercera empresa que más vale del mundo

Las últimas subidas de Gazprom en Bolsa han convertido al gigante gasista ruso en la tercera empresa por capitalización bursátil del mundo. Su valor se acerca a los 350.000 millones de dólares.

El fuerte ascenso en Bolsa del gigante gasista ruso Gazprom, que se ha consolidado en las últimas sesiones, le han convertido en la tercera mayor empresa mundial por capitalización bursátil con un valor de 348.000 millones de dólares. Esa cifra sólo es superada por dos petroleras: la estadounidense Exxon Mobil y Petrochina. Tras el último rally, la compañía que hasta ahora dirigía Dimitri Medvéded -actual primer ministro ruso- ha superado a China Mobile y a uno de los grandes clásicos de la Bolsa estadounidense: General Electric.

La compañía ha subido en los tres últimos días un 11%, coincidiendo con la llegada al Kremlin del hombre que forjó la actual Gazprom y dirigió una compleja estrategia, en la que las decisiones geopolíticas, como los cortes de suministro de gas a Ucrania, han estado acompañadas de una agresiva política empresarial frente a sus competidores nacionales e internacionales.

Pese a que cuenta con una estructura accionarial que choca con la de casi todas empresas occidentales, despierta un interés creciente en los inversores institucionales, según diversos informes. Ese atractivo, destacan los expertos, explica la actual trayectoria bursátil. Pero su perfil es singular. Por un lado, cotiza en Bolsa y tiene, por tanto, accionistas privados, pero cuenta con participación estatal directa del 39%. Y esa presencia no es únicamente de una huella de su reciente pasado; el grupo es uno de los brazos más importantes para ejecutar la política energética del Estado, lo que no parece asustar de momento a los accionistas. El grupo ha subido en Bolsa un 96% en dos años.

Gazprom, que suministra el 25% del consumo europeo de gas y es la primera empresa mundial por reservas, está dando pasos para aumentar su cuota en crudo. Uno de ellos ha sido la compra del 50% de Tomskneft, antigua filial de la desparecida Yukos, que aún no controlaba. La caída de Yukos y el destierro a Siberia de su presidente, Mijail Jodorkovsky, planteó sombras sobre el futuro de Gazprom en Bolsa, que ahora parecen superadas. Precisamente el día que Medvéded anunció esa adquisición, el 26 de diciembre, vaticinó que la gasista llegaría a ser la primera empresa mundial por capitalización.

Un ranking con fuerte presencia de petroleras

Además de que el ascenso de Medvéded sea un acicate para la compañía, también es cierto que la lista de las mayores empresas mundiales por valor en Bolsa está en la actualidad casi totalmente dominada por compañías que operan en hidrocarburos. No sólo las históricas como Exxon, Shell o BP, en el ranking también aparecen Petrochina, Petrobras, además de Gazprom. Es una trayectoria que va unida a la consolidación en ese club varias empresas de países teóricamente emergentes. Por otro lado, la banca no aparece, pero sí tecnológicas y de telecomunicaciones, como China Mobile, Microsoft y AT&T.

El buen comportamiento de las petroleras hace asimismo que el índice de la Bolsa rusa sea uno de los europeos con mejor comportamiento en el año, con un ligero descenso del 0,28%.