'Telecos'

La CMT facilita que los rivales de Telefónica repliquen su red de fibra

La CMT está decidida a impulsar la inversión en telecos aunque para ello tenga que forzar a Telefónica a ceder su bien más preciado: la red de fibra. La comisión ha adoptado medidas cautelares que obligan al ex monopolio a abrir su infraestructura a los rivales, pero sólo temporalmente y siempre que prometan invertir en fibra.

Es un giro radical con respecto a las directrices asumidas hasta ahora y supone una mala noticia para Telefónica, pero se ha hecho con el argumento de impulsar la inversión en las nuevas redes de fibra, las que dan velocidades de 100 megas, y servirá de prueba para determinar hasta qué punto están dispuestos a ello los rivales del ex monopolio.

La decisión se tomó ayer en el consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Tenía un tema espinoso encima de la mesa. Y lo aprobó. Son unas medidas cautelares que estarán en vigor hasta que el regulador concluya la legislación definitiva sobre fibra, prevista para finales de año.

Empiezan abordando un problema que puede parecer menor: el acceso a las infraestructuras de obra civil de Telefónica, conocidas como canalizaciones. Esta red no tiene nada que ver con la tecnología, pero son los conductos físicos por los que transcurre, así que son indispensables, recorren toda España y se calcula que el coste de replicar esta obra civil puede suponer hasta el 80% de la inversión que supondría una red de nueva generación.

Las medidas son cautelares y durarán hasta que se apruebe el marco definitivo

TELEFÓNICA 4,05 -0,44%

La CMT no cree necesario que haya una canalización por operador, porque su aporte tecnológico es nulo, dispararía el coste de los servicios, requeriría abrir zanjas por toda España y, sobre todo, porque ha determinado que es una infraestructura que Telefónica tendió durante sus años de monopolio, de forma que es legítimo que se comparta.

Por eso, las cautelares obligan a Telefónica a poner las canalizaciones a disposición de los rivales de forma inmediata, pero sobre todo, y esa es la principal novedad, con precios orientados a costes.

La CMT lo hace porque quiere que los rivales de Telefónica se concentren en invertir en fibra. Y para eso da el segundo paso, que es el verdaderamente rompedor. Hasta que no esté implementado el acceso a las infraestructuras civiles del ex monopolio, Telefónica tendrá, como medida transitoria, la obligación de dar un servicio mayorista a sus rivales que les permita emular las ofertas comerciales que va a ofrecer a los clientes en los próximos meses con su red de fibra.

Esto significa que Telefónica no tendrá ventaja por ser la única que, hasta el momento, ha desplegado una red de fibra óptica de nueva generación que llega a miles de hogares y con la que puede dar velocidades desconocidas de ADSL y televisión de alta definición. En cuanto lo haga, Jazztel, Orange o Vodafone podrían copiarlo, porque Telefónica está obligada a darlo con un servicio llamado bucle virtual de fibra.

En cuatro meses, el ex monopolio tiene que tener listo este producto y a precios que permitan a los rivales competir en ofertas a clientes en condiciones simulares a las de Telefónica.

Eso sí, el aparente regalo tiene una contrapartida. Sólo podrán acceder a él los operadores que ya desagregan bucle y que hayan solicitado acceso a las infraestructuras civiles de Telefónica. Es decir, tienen que ser compañías que hayan demostrado interés inversor en el pasado -por eso desagregan bucle, porque su red llega hasta las centrales del ex monopolio y desde allí tienen acceso directo a los clientes para dar, por ejemplo, las famosas ofertas de 20 megas- y, sobre todo, que estén dispuestos a desplegar una red de nueva generación de fibra, porque ya le han pedido a Telefónica usar sus canalizaciones para introducir la tecnología.

Críticas cruzadas de los afectados

Se dice que nunca llueve a gusto de todos, pero para la CMT la realidad es mucho más radical: su resolución de ayer no dejó satisfecho a nadie.

Telefónica prefirió no dar su opinión hasta analizar con cuidado la decisión del regulador. Sin embargo, fuentes del sector apuntan a que da la sensación de que cada paso normativo que da la CMT con respecto a la fibra es más restrictivo para el ex monopolio. El argumento es que cuando se aprobaron las líneas maestras de la futura regulación, a finales de 2007, se anticipó que Telefónica no tendría que abrir su red y ahora, aunque sea temporalmente, lo ha cambiado.

Estas mismas fuentes añaden que la resolución de la CMT contiene obligaciones técnicamente imposibles de cumplir, como crear en cuatro meses una oferta mayorista de fibra que incluya los servicios audiovisuales.

Con estos razonamientos, parecería lógico que los rivales del ex monopolio aplaudieran la medida, pero no es así. La principal crítica es que la decisión de ayer se ha hecho para permitir a Telefónica lanzar cuando ella quiera las primeras ofertas comerciales de fibra, algo que consideran que no debería poder hacer hasta que estuviera lista la legislación definitiva, según fuentes de los alternativos.

Además, aunque creen que la apertura de las canalizaciones y el bucle virtual son buenas noticias, cuestionan que la CMT les obligue a invertir cuando estas medidas son transitorias, y no se sabe cuál será el marco regulatorio final.

O2 se queda sin iPhone en las webs británicas

'Los iPhone de ocho y 16 GB están agotados'. La web de la filial de Telefónica en Reino Unido, O2, amaneció ayer con este mensaje a los usuarios. El ultrafamoso móvil de Apple que distribuye en exclusiva en territorio británico no podía comprarse online. La noticia disparó la expectativa de que los móviles se estén despejado para hacer sitio al nuevo modelo de tercera generación. Es posible que así sea con el de ocho GB. O2 confirmó que se ha terminado porque la rebaja de precios acometida recientemente ha disparado las ventas y añadió que no tiene claro que lo vaya a reponer. Pero no sucede lo mismo con el de 16 GB, que ayer por la tarde volvía a estar a la venta.