Batalla legal

Los inversores de Northern Rock reclaman compensaciones tras la nacionalización

La nacionalización el pasado mes de febrero del banco británico Northern Rock ha entrado en una nueva fase con la batalla legal iniciada por los inversores que reclaman compensaciones, a la espera de la valoración independiente que el Gobierno del Reino Unido pretende lograr para estimar la cuantía de éstas, en el caso de que fueran pertinentes.

Así, un grupo de inversores acometió las aciones pertinentes para revisar los términos planteados por el Gabinete de Gordon Brown, que con su decisión de rescatar a la entidad de la quiebra procedió a la primera acción de estas características en 30 años, si bien con contraprestaciones ¢deliberadamente manipuladas¢, según parte de los afectados.

La asociación de accionistas de Reino Unido (UKSA, en sus siglas en inglés) avanzó hoy que sus abogados tienen lista una demanda para que se analicen de nuevo las condiciones preparadas para el contingente de miles de personas que antes del proceso habían sido accionistas del banco.

Además, el colectivo avanzó que el 'hedge fund' SRM, que contaba con el mayor paquete hasta el 17 de febrero, con una participación del 12%, prepara una iniciativa similar ante la consciencia, según UKSA, de que ¢el Gobierno parece determinado a no pagar nada¢.

En este contexto, el Ejecutivo de Gordon Brown recordó que las medidas compensatorias para los 180.000 posibles beneficiarios que se estiman será fijada por un agente independiente que se encargue de nombrar el Ministerio del Tesoro, si bien según algunas informaciones, se prevé que finalmente su resultado determine que hay ¢poco o nada¢ que pagar por las acciones.