_
_
_
_
_
Inmobiliario

Colonial pignoró sus participaciones en FCC y en las inmobiliarias SFL y Riofisa

La inmobiliaria Colonial logró préstamos de casi 7.000 millones de euros. Para garantizarlos, pignoró las acciones que tenía en el grupo FCC y las inmobiliarias SFL y Riofisa. El cambio de tendencia del mercado y la crisis financiera provocó el cambio de control de la compañía.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores publicó a última hora de la tarde de ayer la auditoría del ejercicio pasado de la inmobiliaria Colonial. En ella el auditor, Deloitte, pone en duda la capacidad de la inmobiliaria para llevar a cabo las desinversiones previstas en sus resultados para aliviar su deuda. No obstante, la auditoría está firmada el 1 de abril, poco antes de que se produjera la toma de control de la compañía por parte de los bancos.

El 23 de abril, la mayoría de los bancos que tenían títulos de los principales accionistas de Colonial entregados como garantías ocuparon posiciones en el capital de la inmobiliaria. Banco Popular y La Caixa lideran el consorcio de entidades financieras que tiene cerca de un 25% del capital de Colonial. Por esta razón la auditoría de Deloitte, firmada pocos días antes de que se produjera el cambio de control de la compañía, queda ahora anticuada.

Pero su lectura da idea de cómo Colonial se introdujo en una espiral de adquisiciones que le ha llevado a la situación actual. Deloitte señala por ejemplo que el 7 de marzo la compañía había logrado suspender, hasta el 30 de abril 'por parte de los bancos acreedores de las cláusulas de amortización anticipada de dichos préstamos'.

Más información
SIGUE LA COTIZACIâN DE COLONIAL

A 31 de diciembre de 2007, la deuda total ascendía a 9.247 millones de euros

La deuda total de Colonial ascendía a 9.247 millones de euros a 31 de diciembre de 2007. 'Como consecuencia de la negativa evolución de la cotización de alguno de los valores aportados en garantía de esta financiación, a la fecha de formulación de las presentes cuentas anuales se incumplen determinadas condiciones de los préstamos sindicados que suponen la necesidad de amortizar anticipadamente 1.972 millones de euros'. Aunque Colonial hubiera logrado retrasar hasta el 30 de abril la amortización anticipada de dichos préstamos, la medida no fue suficiente para evitar que Luis Portillo y el grupo Nozar, principales accionistas de Colonial, tuvieran que entregar sus participaciones a los bancos que ahora tienen casi el 25%.

El auditor recuerda esa 'negativa evolución' de cotización de algunos de los valores aportados en garantía. En el informe de auditoría, más adelante, se lee que las 'participaciones mantenidas en FCC, SFL y Riofisa se encuentran pignoradas en garantía de los préstamos sindicados'. La adquisición del 15% de FCC y de Riofisa superó en conjunto los 3.500 millones de euros. Además Colonial tiene casi el 84% de la inmobiliaria francesa SFL.

La caída del valor de la acción de FCC y la pignoración de esa participación del 15% de Colonial ha sido otro de los factores que explican el cambio de control de la inmobiliaria.

Luis Portillo realizó la compra de FCC por 1.534 millones de euros y hoy el valor de esa misma participación es inferior a los 900 millones de euros.

Deloitte señala que entre los planes de Colonial no figura la venta del 15% de FCC, pero que en el momento de firmar las cuentas no puede asegurarse que en el futuro se active la venta de ese activo 'lo cual podría suponer una minusvalía significativa'.

Tres consejeros para los bancos

Colonial dará hoy entrada en su consejo de administración a los bancos que el pasado mes tomaron casi el 25% de su capital social al quedarse con acciones de Luis Portillo para cancelar sus deudas, informaron a Europa Press fuentes próximas a la compañía.El sindicato de bancos contará con tres puestos en el máximo órgano de gestión de Colonial. La Caixa y Banco Popular nombrarán a un consejero cada uno, y el resto de bancos del sindicato decidirá sobre el tercero.El conjunto de entidades financieras que se quedaron con títulos de Colonial que tenía Portillo se convirtió hace unas semanas en primer accionista de Colonial, por delante de Nozar, que tiene un 12,2%.La inmobiliaria que preside Luis Nozaleda ultima un proceso similar al de Portillo para quedarse con alrededor del 5% de Colonial y vender el 7% a sus bancos acreedores.El resto de socios son un grupo de empresarios liderados por Domingo Díaz de Mera (7%), el promotor Aurelio González (5,4%), Alicia Koplowitz (5,2%) y Portillo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_