Inmobiliario

Reyal cuadruplica sus pérdidas en el primer trimestre

El grupo inmobiliario Reyal Urbis perdió en el primer trimestre del año 52,69 millones de euros frente a los 13,6 millones de números rojos que registró en el mismo periodo de 2007.

La compañía presidida por Rafael Santamaría ingresó por ventas de promociones 129,5 millones en los tres primeros meses del año; entre enero y marzo de 2007 la inmobiliaria facturó 243,29 millones. Los ingresos por venta de suelo cayeron casi a la mitad, hasta los 26,2 millones, al igual que el resultado de explotación que ha pasado de 32,8 millones en el primer trimestre de 2006 a 15,1 millones en los tres primeros meses de este año.

El grupo destaca el valor de los activos con los que cuenta, que cuantifica en 10.500 millones de euros, a finales de 2007. Reyal asegura poseer 300 terrenos para la promoción de más de 60.000 viviendas y que sólo el 5% de la edificabilidad prevista se encuentra en terrenos rústicos. Estos activos permitirán a la empresa 'asegurar el mantenimiento de la actividad promotora haciéndolo compatible con un nivel elevado de venta directa de suelo no estratégico a otros operadores del sector'.

El endeudamiento neto de Reyal Urbis es de 6.045 millones de euros en el primer trimestre del año, casi 275 millones más que en el mismo periodo del pasado año. El grupo asegura en su comunicado a la CNMV que su intención es alcanzar un nivel de endeudamiento en relación con el valor de sus activos del 40%.

El informe de la auditoría de la empresa, hecho público en la CNMV esta semana, apunta una salvedad relacionada con la posibilidad de que el grupo cobre deudas por un valor cercano a los 300 millones de euros durante este año. Dicha cifra está relacionada con diversas transacciones de acciones realizadas con Colonial, inmobiliaria en la que Santamaría alcanzó el 6,4% del capital.

Recuperación en 2010

Reyal Urbis considera que el sector inmobiliario español comenzará a recuperarse en el primer semestre de 2010. 'Creemos que la actual situación está acelerando la contratación de la oferta, con lo que aumentan las posibilidades de un ajuste del mercado', indicó.