Moody's matiza que no duda de la solidez de la banca española, pero alerta sobre riesgos

La empresa de calificación de riesgo Moody's no pone en duda la solidez del sistema financiero español, pero advierte que la actual situación de la vivienda genera riesgos, dijo hoy a EFE María Cabanyes, vicepresidenta senior de Moody's.

¢No queremos decir que el sector bancario español se encuentre en una situación negativa, sino que han aumentado los riesgos y las perspectivas crediticias han empeorado¢, explicó Cabanyes, quien asistió hoy en Madrid a una conferencia sobre banca española.

Moody's rebajó el lunes las calificaciones de Caja Insular de Ahorros de Canarias, de Cajamar Caja Rural, Caja de Ahorros de Ávila y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia.

En cuanto a estas dos últimas cajas de ahorro de Castilla y León, Moody's considera además que ha empeorado su perspectiva, que pasa de estable a negativa.

Además, Moody's ha empezado a revisar las calificaciones de varias cajas de ahorro para su posible rebaja de calificación, como Caixa Catalunya, Caixa Tarragona, Caixa de Terrassa, Bancaja (Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante) y Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

En cuanto a Caixanova, Moody's ha confirmado su calificación, pero ha explicado que empeora la perspectiva de estable a negativa.

La calificación crediticia de Cajamar, con sede en Almería, ha bajado a la categoría A2, mientras que la de Caja Insular de Canarias baja a A3, un nivel menos.

Caja de Ahorros de Ávila y Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia vieron su calificación rebajada en dos niveles a Baa1 por el servicio de calificación de riesgo de Moody's.

Estas revisiones se deben a que ¢hemos comparado la capacidad de absorción de pérdidas y estas cuatro cajas no se pueden comparar con otras entidades con mejor situación, por eso hemos rebajado su calificación¢, dijo hoy Cabanyes a EFE.

¢Hay que tener en cuenta que la peor nota que otorgamos es Baa1. que sigue estando en el grado de inversión¢, aclaró la vicepresidenta de Moody's.

Aumento de la morosidad

La fuente destacó que ¢no estamos trabajando con el escenario de que se repita la crisis de mediados de los años 90¢, cuando la morosidad hipotecaria llegó al 5,5% en septiembre de 1994 y la morosidad crediticia general alcanzó el 8,5% en diciembre de 1993, mientras que los tipos de interés estaban en el 14,5%.

Moody's publicó el martes un informe en el que explica esta situación y además prevé un aumento de la morosidad en 2008, ante la debilidad del mercado laboral y la prevista corrección del mercado inmobiliario.

La posibilidad de un aterrizaje brusco del mercado inmobiliario español ha aumentado y algunas entidades son más vulnerables a esta situación, según Cabaynes.