Crisis

El Gobierno estudia convertir en VPO parte de las casas sin vender

El Ministerio de Vivienda se ha comprometido a estudiar fórmulas para convertir parte del excedente de casas nuevas sin vender que tienen los promotores en viviendas protegidas (VPO). Además, no descarta ampliar las ayudas al alquiler a otros colectivos como son los solteros y separados.

La reforma del Plan de Vivienda 2005-2008 llevada a cabo en enero pasado ya estableció unos nuevos precios máximos de venta de las VPO para rentas medias en las grandes ciudades que suponían significativos encarecimientos de las casas protegidas, pero perseguían animar al promotor con demasiado stock a poner éste a disposición de una demanda para la que los datos de los registros autonómicos apuntan que no hay crisis.

Sin embargo, tres meses después de aquella iniciativa, promotores y Gobierno admiten que apenas se están registrando conversiones de viviendas de renta libre a VPO porque los descuentos que las empresas deben realizar para acogerse a la nueva calificación no bajan del 30%. 'Se nos pidió realizar un esfuerzo sin nada a cambio', recordaban recientemente en la patronal APCE.

Entretanto, fuentes del Ministerio confirmaron ayer que hay plena disposición a 'darle una nueva vuelta a este asunto para llegar a una solución'.

'Debemos reabrir el debate fiscal y equilibrar la compra y el alquiler'

Y es que la evolución a corto y medio plazo que sigan los precios de la vivienda dependerá, además de lo que ocurra a nivel macroeconómico, de la rapidez con que se absorba el excedente de casas sin vender que tienen los promotores y que algunas estimaciones elevan hasta las 600.000. Por eso, una de las prioridades para el equipo de la ministra Beatriz Corredor será estudiar 'la forma de llegar a un equilibrio entre el exceso de oferta de casas de renta libre y la sobredemanda de VPO que tenemos nosotros', explicaron fuentes ministeriales.

La solución tendrá que venir del lado de las empresas, que deberán bajar los precios de sus inmuebles si quieren venderlos. Y también puede acarrear un elevado coste presupuestario, ya que los compradores de estas viviendas tendrán derecho, cuanto menos, a la subsidiación del tipo de interés en sus hipotecas. 'Confiamos en dotarnos de los recursos necesarios y poner en el mercado 150.000 VPO cada año', aclararon dichas fuentes.

Otro de los ejes de actuación del Ministerio será el fomento del alquiler. Desde el Departamento que dirige Corredor se admite que las ayudas concedidas a propietarios e inquilinos aún son 'ínfimas', comparadas con lo que ocurre en otros países europeos. Sin embargo, se elogia el papel desempeñado por la Sociedad Pública de Alquiler (SPA), 'que está cumpliendo la función para la que fue creada'. En este sentido, no se descarta ampliar determinados incentivos como la ayuda de 210 euros al mes para alquilar, a solteros, divorciados o separados.

Consciente de que buena parte de las medidas que se adopten deberán ser acordadas con Economía, desde Vivienda volvió a mencionarse el debate fiscal. 'Creemos que es posible avanzar en el equilibrio entre la compra y el alquiler', recordaron. Y sobre las actuaciones que están llevando a cabo otras administraciones, relativas a la posibilidad de expropiar o penalizar fiscalmente a los propietarios de pisos vacíos, en el Ministerio existe consenso: 'Preferimos las medidas en positivo'.

De éstos y otros asuntos se hablará en la conferencia sectorial que la ministra quiere convocar para la segunda quincena se junio con todas las comunidades autónomas, a quienes se va a pedir, entre otras cosas, que publiquen su patrimonio de suelo y avancen en la agilización del planeamiento urbanístico.

A vueltas con la estadística de precios

El Ministerio de Vivienda admitió ayer no haber adoptado aún una decisión firme sobre si dejará o no de publicar la estadística de precios de las casas. Entre las posibilidades que se manejan, cabe la posibilidad de que sea el INE quien asuma la responsabilidad de elaborarla, pero aún no está decidido.

Antes de verano está previsto que el INE comience a publicar su índice de precios de vivienda, que sólo ofrecerá datos sobre variaciones, pero no establecerá el precio absoluto del metro cuadrado construido.