Salida a Bolsa

Itinere suspende su OPV por la escasa demanda

La filial de Sacyr ha decidido desistir de la OPV y OPS, que estaba prevista para el día 30 de abril, dado que las condiciones de mercado no aconsejaban realizar la operación. Es la segunda compañía que abandona su intención de salir a Bolsa desde el inicio de las turbulencias financieras, después de la cancelación de Tremón en el mes de diciembre.

Según el comunicado remitido a la CNMV, Itínere Infraestructuras "ha decidido aplazar la oferta de acciones debido a que las condiciones actuales del mercado no aconsejan llevar a término esta operación".

La compañía asegura que con la operación pretendía un doble objetivo: proporcionar mayor liquidez al valor y acudir al mercado para obtener nuevos fondos con los que acometer sus proyectos, ofreciendo a los inversores una oportunidad de participar en la tercera compañía del mundo por número de kilómetros gestionados y en la concesionaria más rentable de Europa.

Sin embargo, señala que la decisión de aplazar la oferta responde a las actuales condiciones del mercado de capitales y dado, que los objetivos de Itínere se pueden alcanzar por otras vías, la compañía analizará, en el momento oportuno, la posibilidad de ésta u otras alternativas.

Con este anuncio, Itínere asegura que quedan anulados todos los mandatos y solicitudes de suscripción formulados, no existiendo obligación de entrega de las acciones por parte de los oferentes, ni obligación de pago alguna por parte de los peticionarios.

La concesionaria de autopistas tenía previsto debutar en Bolsa el próximo 30 de abril y según el calendario de la operación hoy se fijaba el precio máximo definitivo. La semana pasada, Itínere fijó el precio máximo para los minoritarios en los 4,30 por acción euros, en la parte baja de la horquilla orientativa, que oscila entre los 4,14 y los 5,1 euros por título.

Tremón, su antecedente

A pesar de las incertidumbres del mercado bursátiles, Itínere iba a convertirse en la primera salida a Bolsa del año. La filial de Sacyr no es la primera compañía que anula su debut desde el comienzo de las turbulencias financieras, la inmobiliaria Tremón anuló su operación aludiendo también a las malas condiciones de mercado.

Sin embargo, Itínere no es la única compañía que anunció su interés por debutar en bolsa este año. Eolia, los holdings de Bancaja, Caja Madrid y Caja Navarra, Europastry, Edreams, Isolux y Atento mostraron su intención de acercarse al mercado de capitales en busca de financiación aunque aún se desconocen nuevos datos.

En lo que va de año, los títulos de su matriz, Sacyr Vallehermoso, caen un 11,88% por la penalización de su participación del 33,3% en la constructora Eiffage, de la que recientemente se deshizo al vender el paquete a un grupo de inversores institucionales franceses por 1.920 millones de euros. En la jornada de hoy, las acciones de la compañía presidida por Luis del Rivero cayeron un 1,05% en un mercado alcista.