Pactos

La industria tabacalera británica, investigada por pactar precios

Las autoridades de Competencia británicas están investigando a dos de las principales tabacaleras del país y a 11 grupos de distribución al considerar que podrían haber realizado pactos de precios entre los años 2000 y 2003.

Los fabricantes implicados son la propietaria de Altadis, Imperial Tobacco, y Gallaher, filial de la nipona Japan Tobacco. Según la Office of Fair Trading (Oficina del Comercio Justo), las dos tabacaleras habrían pactado precios entre ellas, así como con los grupos de distribución, entre los que están Tesco, Sainsbury, William Morrison, T&S Stores o Somerfield.

La propietaria de Altadis rechazó el viernes cualquier tipo de acusación que apunte prácticas en contra de los intereses de los consumidores.

Además, la compañía con sede en Bristol manifestó su disposición a colaborar con las autoridades de Competencia. Entre sus marcas, están enseñas como Davidoff o Rizla.