Inversión

Atlas ofrece un producto ligado a deuda de las cajas a clientes de banca privada

Atlas Capital ofrece a sus clientes de grandes patrimonios un producto estructurado ligado a deuda subordinada de las cajas. El tipo de interés es de euríbor a tres meses más cuatro puntos y se requiere una inversión mínima de un millón de euros.

La firma española de inversión ha diseñado un nuevo producto estructurado que intenta sacar el mayor partido posible a la incierta situación actual de los mercados. Como subyacente, Atlas Capital propone a sus clientes de grandes patrimonios emisiones de deuda subordinada de siete cajas de ahorros españolas: Caja Madrid, Caixa Catalunya, Bancaja, CAM, Caixa Galicia, Ibercaja y BBK.

El tipo de interés es del euríbor a tres meses más un diferencial de cuatro puntos porcentuales, lo que lleva la rentabilidad de salida al 8,74%. 'Debido al momento que atraviesan los mercados, la deuda subordinada de las cajas de ahorros se está pagando a unas rentabilidades muy buenas. Por eso consideramos atractivo construir un producto estructurado que la utilizara como subyacente', señalan los responsables de desarrollo de producto de la entidad. Esto se debe a que la crisis de liquidez que arrastra el sector financiero desde el pasado verano ha limitado su acceso a los mercados de capitales para obtener financiación, al mismo tiempo que ha encarecido los costes.

Atlas Capital advierte al comienzo del folleto de presentación a clientes que este cupón se abonará cada trimestre 'siempre que ninguna de estas entidades quiebre'. Y añade que 'en caso de alguna quiebra, se entregará la deuda de esa entidad o su contravalor en dinero'. Un aviso que refleja la desconfianza de los mercados.

La firma advierte que el cupón no se pagaría 'si quiebra alguna de las entidades'

El banco de inversión, que ya ha contacto con algunos de sus clientes de banca privada para ofrecer esta vía de inversión 'a medida' aunque todavía no ha registrado este depósito estructurado, ha fijado la inversión mínima en un millón de euros.

La fecha límite para su comercialización se estableció en un principio para el próximo 26 de abril. El plazo de la inversión es a cinco años, pero el ahorrador puede rescatar el dinero antes de este periodo si así lo desea.

La oferta en productos estructurados se ha incrementado con fuerza en los últimos meses. Estos fondos o depósitos estructurados garantizan el capital inicial cuando llega el vencimiento de la inversión y vinculan su rentabilidad al comportamiento del subyacente que se haya elegido en cada caso, ya sea un índice, una cesta de acciones, los tipos de interés, etcétera.