Bolsa

El Ibex se aleja de nuevo de los 14.000 tras perder el 1,41%

El mercado español fue ayer el más castigado de Europa. Los decepcionantes resultados de Bank of America y el temor a una inflación desbocada por el petróleo provocaron una rápida recogida de beneficios tras el optimismo del viernes.

El cierre de la pasada semana había dejado la sensación de que quizá lo peor ha pasado. El Ibex había logrado su mayor alza semanal desde julio de 2006 pero la jornada del lunes ha bastado para despertar del espejismo y alejar de nuevo al Ibex 35 de los ansiados 14.000 puntos.

El selectivo español perdió ayer el 1,41%, hasta los 13.728,90 puntos, y tuvo que enfrentarse sin paños calientes a las amenazas que había conseguido obviar con éxito la pasada semana. Es decir, un precio del petróleo que mantiene su ascenso imparable y alimenta el temor a un escenario de elevada inflación y escaso crecimiento económico y unos resultados empresariales que vuelven a sembrar la decepción entre los inversores. 'A muy corto plazo conviene ser prudente', recuerdan en Inverseguros.

Tras el avance de la semana pasada, el Ibex 35 fue además el mercado europeo más castigado y su caída superó a la corrección del 1,02% del Euro Stoxx 50 y a las caídas del 0,83% del Dax y del 1,03% del Cac. Londres contuvo los números rojos con una caída del 0,06% el día en que se conoció el plan del Banco de Inglaterra para canjear bonos del tesoro británico por activos hipotecarios por importe de 62.500 millones de euros, aunque esta noticia no salvó a los valores financieros de ser los más castigados del Footsie. En Wall Street, los principales índices suavizaron las pérdidas del inicio de la jornada. El Dow Jones cedió el 0,19%; el S&P 500, el 0,16% y el Nasdaq, ganó el 0,21%.

El protagonismo en Nueva York -y referente también en el mercado europeo-, fue para los decepcionantes resultados de Bank of America, el segundo mayor banco de Estados Unidos, que anunció un desplome de sus beneficios del primer trimestre del 77%, hasta los 1.210 millones de dólares. Tampoco gustaron al mercado las cuentas trimestrales de la farmacéutica Eli Lilly ni las cifras de la suiza Nestlé, que aunque anunció un alza en las ventas del 6%, terminó con una caída del 1,66%.

En España, la corrección de los grandes valores determinó la caída del selectivo. Iberdrola, que había ganado el 6, 59% la pasada semana, perdió ayer el 3,14% y fue el valor que más puntos restó al Ibex 35. Telefónica (-1,11%), Santander (-1,09%) y BBVA (-1,64%) también contribuyeron en gran medida a los descensos y sólo tres valores del índice se salvaron de las ventas: Abertis (+0,05%), Cintra (+0,61%) y Mapfre, que despuntó con un alza del 2,17%.

LA CIFRA. 117,76 es el máximo intradía, en dólares por barril, alcanzado ayer por el crudo West Texas. La OPEP insistió en que no es necesario elevar la producción.

La banca, entre la recuperación y el miedo 117,76

Las pérdidas anunciadas la pasada semana por Citigroup parecieron por un momento un punto de inflexión y el reconocimiento definitivo de la elevada factura de la crisis subprime sobre el sector financiero. Pero ayer llegaron nuevas noticias que no despejan las dudas.

Junto a la caída de beneficios de Bank of America, el también estadounidense Nacional City anunció un drástico recorte de dividendo y la venta de acciones por 7.000 millones de dólares con un descuento del 40%. Además, ganaba puntos la posibilidad de que el gigante Citigroup tenga que recortar su retribución a los accionistas.

En Europa, los inversores cruzan los dedos ante las pérdidas y la ampliación de capital con la que afrontar sus problemas de liquidez que prevé anunciar Royal Bank of Scotland, que ayer contagió las ventas al sector financiero británico y deslució la decisión del Banco de Inglaterra de canjear deuda pública por activos hipotecarios. Royal perdió el 3%, HBOS, el 3,23% y Barclays, el 3,5%.

'No terminamos de ver totalmente claro el panorama como para decir que estamos ante el inicio de una tendencia alcista. Nos quedan por ver nuevas dosis de nerviosismo ante cada presentación de resultados', señalan desde Inverseguros, donde añaden sin embargo que 'va a ser muy difícil que la banca vuelva a ser causante de un nuevo terremoto por el mero hecho de anunciar pérdidas trimestrales'.

En Urquijo Bolsa aluden ya a 'la reducción de riesgos en el sistema financiero', aunque no hay señales suficientes para hablar aún de un cambio de tendencia.