_
_
_
_
Electricidad

Iberdrola no será penalizada si renuncia a Energy East

Iberdrola parece preparar el terreno para renunciar a la compra de Energy East. La eléctrica reiteró ayer que sólo comprará la estadounidense si las condiciones que se le imponen 'son razonables' y subrayó que su retirada no tendrá penalización.

El director de Estrategia de Iberdrola, José Luis del Valle, insistió ayer en que sólo se 'cerrará la operación de compra de Energy East si las condiciones del regulador de Nueva York son razonables'. En cualquier caso, subrayó que, a diferencia de lo pactado en la operación de compra de Scottish Power, 'Iberdrola no tendrá ninguna penalización'.

Con estas declaraciones, que Del Valle hizo en una conferencia ante analistas para presentar los resultados trimestrales de la eléctrica, y las realizadas en esta misma línea por el presidente, Ignacio Sánchez Galán, los responsables de Iberdrola parecen estar preparando el terreno a una retirada. Así lo consideran fuentes del sector, que dicen no entender por qué la compañía se embarcó en la aventura de comprar una distribuidora en Estados Unidos, 'algo que resulta casi imposible'.

Por el momento, su director de Estrategia dice confiar en que el juez y los responsables de la comisión neoyorkina encargada de autorizar la operación aprueben ésta 'con condiciones razonable o sin condiciones'. No obstante, 'no es la única operación que hemos contemplado en el país', reiteró Del Valle.

En cuanto a una posible oferta por British Energy, aseguró que 'tiene encaje estratégico con Iberdrola' por su parque nuclear. Y, aunque, señaló, 'no nos consideramos en inferioridad de condiciones con otros posibles interesados' la operación debe 'cumplir también unas condiciones financieras'.

Tal como avanzó la semana pasada en la junta ordinaria, Iberdrola registró en el primer trimestre un beneficio neto de 1.204,2 millones, un 163% más que en el mismo periodo del año pasado, que fueron 458,2 millones. El milagro se ha obrado por la integración de Scottish Power, que aportó un tercio del resultado; a las ganancias de Iberdrola Renovables (126 millones) y a extraordinarios de 535 millones, de los cuales, 386 millones proceden de la venta de la participación en Galp.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) subió un 64,7%, hasta 1.790 millones en el primer trimestre. De esta cantidad, 507 millones correspondieron a Scottish Power, que supone un 28% del grupo; y 338 millones, a la filial de renovables, que subió un 111%.

En cuanto a los ingresos, también se vieron impulsados por la nueva configuración del grupo, situándose en 6.302,7 millones, un 132% más que en el primer trimestre de 2007. Un 53% de estos ingresos se generaron en España.

Del déficit de tarifa generado en el periodo, 1.394 millones, 386 millones correspondieron a Iberdrola, según indica la eléctrica. Debido a la baja hidraulicidad las emisiones aumentan un 12%.

Mejoras en la producción y distribución

La producción del grupo Iberdrola refleja, como el resto de cifras, la integración de su filial escocesa. Así, en el primer trimestre aumentó 43,2%, hasta 35.822 GWh, de los cuales, una cuarta parte, corresponden a Scottish. La distribución se elevó un 33%, hasta 45.800 GWh.

La capitalización de la eléctrica alcanzó una media de 49.039 millones frente a 31.906 millones del primer trimestre de 2007. Ayer, la cotización cayó 3,1%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_