Metales

Mineras y metalúrgicas lideran la Bolsa europea

El tirón de los metales ha convertido a las empresas relacionadas con esos recursos en las mejores de 2008. Pero queda lugar para invertir si se eligen los valores más idóneos.

La pugna por el control de los recursos naturales y por el dominio de las rutas comerciales han marcado la historia de la humanidad, los vencedores de cada etapa se convirtieron en grandes potencias y en imperios. Ahora esas batallas se han trasladado al mundo empresarial, y la relevancia de las materias primas no se ha reducido por más que la economía y los procesos productivos sean más sofisticados. Al contrario, la realidad muestra que su importancia es creciente. Además, el aumento del consumo de algunos de los más grandes países del mundo, hasta hace pocos años inmersos en el subdesarrollado, está revolucionando demanda y precios.

Este marco explica, junto a otros factores, que el índice Euro Stoxx que agrupa las compañías relacionadas con los recursos básicos sea el único en positivo en el año y que las empresas mineras estén entre los líderes de las Bolsas de Europa por rentabilidad. En estos mercados cotizan los grandes consorcios globales participados por firmas europeas y también por compañías australianas, estadounidenses, sudafricanas y canadienses. Así, Eramet y Randgold suben un 52,7% y un 43,6%, y los líderes mundiales del sector: BHP Billiton y Rio Tinto se revalorizan un 15,8% y un 15,1%, respectivamente. Xstrata, otra compañía de referencia, presenta un ascenso del 8,5%.

Concentración

ArcelorMittal mantiene el respaldo de los analistas, que ven recorrido al alza

En esta evolución ha tenido una influencia decisiva un proceso de concentración que incluye algunos de los más complejos combates empresariales. Mientras BHP Billiton intenta hacerse con Rio Tinto con una opa hostil de 94.558 millones de euros, otros de los grandes del sector quieren impedir que cumpla sus objetivos. La empresa semiestatal Chinalco y la estadounidense Alcoa se aliaron para comprar un 9% de Rio Tinto y ahora se plantean adquirir otro 9% de BHP. En el fondo de estos movimientos subyace el temor de las autoridades chinas de que BHP se haga con el control de la minas de hierro de Australia, y que se dispare el precio de este mineral, básico para sus planes de industrialización.

También la brasileña Vale do Rio intenta hacerse con la anglosuiza Xstrata con una oferta que se eleva a 60.300 millones de euros.

Con estas operaciones sobre la mesa, el último informe de PricewaterhouseCoopers destaca que la consolidación del sector continuará en 2008 por la necesidad de las empresas de diversificar su producción, sin que la crisis financiera se presente como un obstáculo. Y, aunque las transacciones lideradas por firmas chinas y rusas se ha multiplicado por seis en dos años su protagonismo crecerá en el futuro.

Pero ¿queda todavía espacio para invertir en estas compañías? ¿Es posible que mantengan el camino ascendente? Los expertos son optimistas, pero selectivos. Graham French, de M&G Global Basic, prefiere las compañías que cuentan con cobre, níquel y platino. 'Creo que la demanda de estos recursos seguirá creciendo, especialmente por las economías emergentes, mientras que el suministro se mantiene muy rígido', señala.

En este contexto French cita como compañías atractivas a Eramet -uno de los pocos productores independientes de níquel que quedan en el mundo- y a Peabody Energy -la mayor compañía de cobre de Estados Unidos-.

Y Craig Sainsbury, de Citi, destaca la necesidad de ser cautos, pero al tiempo cree que existen compañías que cuentan con fuerza para crecer, como son Anglo American y Xstrata.

También los expertos de BNP Paribas dan capacidad de rebote en Bolsa a Anglo American y a Aquarius Platinum, mientras que se muestran de momento neutrales con los grupos que se han beneficiado de los movimientos corporativos, aunque no cuestionan la evolución al alza de sus resultados para los próximos años.

Pero no sólo las mineras se están beneficiando del tirón de la demanda, las compañías transformadoras de las materias primas, como son las metalúrgicas, presentan en general un buen comportamiento en un año tan difícil como el actual. Así, la finlandesa Outokumpu gana un 48% en 2008 y el grupo euro-indio ArcelorMittal, un 6,1%.

Sobre esta empresa los analistas siguen estando positivos. Del conjunto consultado por Bloomberg, un 66,67% recomienda comprar; un 25,93%, mantener y sólo un 7,41% se decanta por vender. El precio objetivo medio que le adjudican es de 62,75 euros. ArcelorMittal cerró el viernes a 56,2 euros. Y los expertos de BNP Paribas destacan que su objetivo de Ebitda para 2008 puede ser ampliamente superado, aupado por la fuerte demanda de China y la todavía existente en Europa.

Monsanto

La mayores empresas de alimentación -Danone, Nestlé o Unilever- no se están beneficiando por la subida de las materias primas agrícolas, ya que en general ese proceso supone una subida de sus costes. Pero Monsanto, el líder en transgénicos, sí atraviesa en un buen momento. En 2008 ha subido un 16%, que se une a una revalorización del 112,6% en 2007.

Petroleras con capacidad de mejora

El récord alcanzado por la cotizaciones del petróleo, tanto el Brent y el West Texas, no se ha trasladado en su totalidad a la cotización de las petroleras integradas. Todos los líderes europeos -Total, BP, Shell y Eni- están en negativo en el año. Lo mismo está sucediendo al otro lado del Atlántico con la evolución de los Exxon Mobil y Chevron. Detrás de estos comportamientos subyacen el miedo a la volatilidad del crudo, el aumento de los costes de extracción y los crecientes sentimientos nacionalistas en la mayor parte de los naciones productoras. Sólo las empresas relacionadas con los servicios petrolíferos -las que participan en los procesos de exploración- presentan buenos datos.

Sin embargo, la mayor parte de los analistas cree que esa situación puede cambiar a corto y medio plazo, y que los resultados del primer trimestre serán buenos, pese a que a las europeas les perjudica la debilidad del dólar. Desde Citi se prevé un aumento de los beneficios de las petroleras europeas del 11% en 2008 y del 12% en 2009. Entre sus favoritas están Total y Eni, La francesa es en general la preferida de los analistas. Ninguno de los consultados por Bloomberg recomienda vender y un 82% aconseja comprar.