Banca

El BIS quiere reforzar el sistema financiero

El Banco de Pagos Internacionales (BIS, en sus siglas en inglés), el banco central de los bancos centrales, publicó ayer una serie de medidas destinadas a reforzar la resistencia del sistema financiero en tiempos de crisis. Las medidas pasan principalmente por reforzar algunos de los aspectos del marco de Basilea II, el conjunto de normas destinadas a mejorar la gestión de riesgos y fomentar la estabilidad financiera internacional. Estos son las acciones propuestas por el BIS:

La referencia de Basilea II. 'Las turbulencias del mercado han enseñado la lección de que ciertos aspectos de Basilea II deben ser reforzados', explica el BIS. 'El Comité revisará los acuerdos para establecer requerimientos de capital más elevados en productos estructurados complejos, como titulizaciones o derivados de crédito'. El Banco de Pagos exige un mayor rigor y control en las dotaciones de liquidez creadas para respaldar los vehículos de inversión que están fuera del balance de las entidades, los llamados conduits.

Gestión del riesgo. El Comité publicará una guía basada en los principios de Pillar 2, que es como ha bautizado el proceso de revisión de la supervisión financiera. Esta guía hará hincapié en aspectos como los test de stress de los bancos, procesos de planificación de capital y mejores prácticas de gestión en la exposición a riesgos y los peligros asociados a ellos sobre la reputación de las entidades.

Más información. 'La falta de transparencia sobre los productos de inversión complejos ha contribuido ha incrementar la exposición a productos que eran ilíquidos y ha minado la confianza en el sector bancario', expone el BIS, que anuncia medidas inminentes para exigir mayor transparencia en la divulgación de información.

Aumento de liquidez. La autoridad multilateral es clara: 'los bancos necesitan tener un mayor colchón de liquidez para afrontar largos periodos de crisis en los mercados.