Sequía

La crisis reduce en un 82% el volumen de OPV en Europa

Sequía crediticia y también bursátil. Un primer trimestre plagado de turbulencias financieras deja como resultado una caída del 82% en el volumen de OPV registradas en Europa hasta marzo. De más de 10.000 millones a menos de 2.000.

El mercado español, que acogió su última salida a Bolsa en el mes de diciembre -Iberdrola Renovables, el mayor estreno bursátil de la historia del parqué-, no es una excepción. La recaída de los mercados en el mes de enero y la prolongada crisis de crédito y de confianza han secado el mercado de OPV en Europa. En el primer trimestre de 2008 el volumen de dinero colocado en el mercado ha pasado de 10.600 millones en el primer trimestre de 2007 a menos de 2.000, según datos publicados ayer por la consultora PricewaterhouseCoopers.

Ha habido, en todo caso, 70 valientes que se han atrevido a saltar al mercado en las actuales circunstancias, aproximadamente la mitad que entre enero y marzo del año pasado. La crisis ha congelado las grandes operaciones, pero ha afectado menos a las de pequeño tamaño. La mayor colocación del trimestre ha sido de sólo 600 millones de euros; fue la empresa de inversión Liberty International, que debutó en NYSE Euronext. De hecho, el tamaño medio de las colocaciones ha sido de unos magros 34 millones de euros, poco más de la tercera parte que hace un año.

Las operaciones de empresas extranjeras suponen ya el 74% del nuevo papel que sale al mercado. En este contexto, el mercado británico ha sido el más dinámico, con 20 OPV que han sumado más de 1.000 millones de euros, si bien el año pasado acogió operaciones por más de 8.000 millones. NYSE Euronext -que en Europa agrupa los mercados de Francia, Portugal, Bélgica y Holanda- va en segundo lugar con 17 operaciones y 620 millones. La sequía ha sido más dura en el mercado alemán, donde sólo se ha registrado una operación que, además, no ha sido dineraria, es decir, no se ha colocado capital sino sólo acciones. El mercado español tampoco ha acogido operaciones.

Esta situación contrasta con la de Estados Unidos. Allí, el mercado de salidas a Bolsa se ha disparado el 90% gracias sobre todo a la OPV de Visa, que con 11.500 millones -la mayor colocación de la historia de EE UU- supone el 66% del volumen total del trimestre. Sin esta operación, el volumen habría caído en una tercera parte sobre el primer trimestre del año pasado. En el Nasdaq, el volumen de salidas a Bolsa cayó casi el 70% sobre 2007.

Sacyr espera que hoy se apruebe la oferta de Itínere

La primera Oferta Pública (OPV) del año en la Bolsa española calienta motores. Sacyr prevé que hoy la Comisión Nacional del Mercado de Valores dé el visto bueno a la oferta de Itínere, su filial de infraestructuras, que combinará una OPS y una OPV. De ser así, la constructora cumpliría con el calendario establecido inicialmente, ya que su objetivo era realizar la operación antes del 30 de junio.

Después de registrar el folleto en la CNMV, Itínere iniciará una ronda de presentaciones entre inversores institucionales internacionales (road show) para dar a conocer la propia empresa y su negocio. La fijación del precio definitivo se ha establecido para el próximo día 28, y la ejecución de la OPV para el 30.

La oferta tendrá tres tramos, dos institucionales, español e internacional, y otro para particulares. La constructora desafía así a las incertidumbres del momento tanto desde el punto de vista económico como sectorial. Cintra y Abertis, dos compañías relacionadas con el negocio de concesiones, pierden en 2008 el 7,45% y 6,62%.

El mercado apunta a una valoración inicial para Itínere entre los 4.000 y 5.000 millones de euros. Algunas firmas de inversión, como Banesto Bolsa, calculan que incluso podría superar los 6.000 millones. Sacyr planea colocar un máximo del 39% del capital de Itínere en la oferta, sobre el 90,1% que tiene en propiedad actualmente. El objetivo mínimo de Sacyr es captar 1.000 millones de euros, aunque si finalmente vende el 39% podría acercarse a los 2.000. Paralelamente, Itínere pretende zanjar la deuda con su matriz tras la ampliación, que asciende a 229 millones. La concesionaria dispondrá de una capacidad de inversión de 6.000 millones para nuevos proyectos.