Perspectivas económicas

El FMI rebaja la previsión de crecimiento en España al 1,8% en 2008 y al 1,7% en 2009

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recortado sus previsiones de crecimiento para España hasta el 1,8% en 2008, lo que supone seis décimas por debajo de su estimación anterior. Para 2009, pronostica un crecimiento para España del 1,7%, ocho décimas menor.

Según su informe de Perspectivas económicas mundiales, el Fondo Monetario Internacional prevé que la economía española crezca un 1,8% en 2008, una tasa que rebaja en más de un punto la previsión del 3,1% del Gobierno y que se sitúa por debajo aún del 2,4% del PIB que hizo público el Banco de España. Para 2009, la previsión es, incluso, más negativa: el 1,7%.

Además, el Fondo pronostica que la inflación española se disparará hasta el 4% en 2008, para posteriormente moderarse al 3% en 2009, y que la tasa de paro alcanzará el 9,5% en 2008 -1,2 puntos por encima de la tasa de 2007- y el 10,4% en 2009. Por otro lado, prevé un descenso en el superávit estructural de España, lo que podría incidir en la eurozona, cuyo déficit fiscal se verá perjudicado además por los saldos negativos de Alemania e Italia.

A pesar de ello, el FMI sitúa a España como el país de la zona euro que más crecerá tanto este año como el siguiente. En 2008, lo hará -según el FMI- cuatro décimas por delante de Alemania y Francia y 1,5 puntos por encima del crecimiento de Italia. Para 2009, el avance del 1,7% español es igualmente superior al 1,2% francés, el 1% alemán o el 0,3% italiano. La institución que dirige Dominique Strauss-Kahn considera, además, que en su conjunto la zona euro crecerá este año un 1,4% y un 1,2% en 2009.

Es igualmente destacable el hecho de que, por primera vez, el FMI incluya el término ¢recesión¢ para referirse a la economía estadounidense. "La economía de EE UU caerá en una suave recesión en 2008 como resultado de unas corrientes reforzadas mutuamente en el sector inmobiliario y el financiero, con una gradual recuperación en 2009", afirma el informe. El FMI calcula que la primera economía del mundo crecerá un 0,5% en el presente año y un 0,6% en 2009. En su previsión de crecimiento mundial, el Fondo recortó drásticamente su estimación hasta el 3,7%, cinco décimas por debajo que su anterior previsión y 1,2 puntos menos que el 4,9% que se registró en 2007.