æscaron;ltima

Competencia expedienta por cártel a las atracciones de la Feria de Sevilla

La Agencia andaluza de Defensa de la Competencia investiga acuerdos de fijación de precio

Competencia expedienta por cártel a las atracciones de la Feria de Sevilla
Competencia expedienta por cártel a las atracciones de la Feria de Sevilla

El control de los precios va en serio y ni los cacharritos de feria se libran ya del cerco de Defensa de la Competencia. El hito lo protagonizó ayer la Feria de Abril de Sevilla, que arrancó marcada por la lluvia y también por un sorprendente expediente abierto por la recién estrenada Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía contra una posible concertación de precios entre los empresarios de la llamada Calle del Infierno.

Las 116 atracciones mecánicas que este año amenizarán la fiesta grande de la capital andaluza empezaron a funcionar este pasado fin de semana con una sospechosa y uniforme tarifa de tres euros por viaje, unos precios que escalaron a cinco euros por paseo en las horas punta desde que la feria arrancó en la pasada media noche. Ante las primeras protestas, fue el propio Ayuntamiento de la capital andaluza quien insinuó por boca de sus funcionarios que estos altos precios eran por entero responsabilidad de los dueños de las atracciones, que los habrían fijado previa puesta en común 'para no incurrir en competencias'. La supuesta confesión del sector la incluyó ayer la Agencia de Defensa de la Competencia en la nota oficial en la que daba cuenta de la investigación abierta ante la 'sospecha de posibles prácticas anticompetitivas'. Los feriantes justifican el alza de las tarifas en la necesidad de amortizar el abultado canon municipal de ocupación de la vía pública, que por ejemplo en el caso de la noria, uno de los más elevados, asciende a 18.000 euros.

La agencia andaluza, que empezó a funcionar el pasado mes de marzo, se estrena así con este proceso que llevará a sus técnicos a realizar un seguimiento de los precios de las atracciones durante los siete días que dura la Feria de Abril. Se trata de la primera vez que una autoridad de defensa de la competencia carga contra un sector ambulante como es el de las atracciones de feria.

La Feria de Abril, con más de 1.000 casetas, arranca con previsión de lluvias para toda la semana y un alumbrado de bajo consumo

El anuncio de expediente vino a sumarse ayer al resto de novedades que trae este año la Feria de Sevilla, que ha reducido su alumbrado y colocado bombillas de bajo consumo para rebajar su factura eléctrica hasta en un 13%. Las luces del Real de la Feria, una ciudad de más de 1.000 casetas, se apagarán una hora antes, a las dos y media de la madrugada, para intentar adelantar el fin de la fiesta nocturna y los trabajos de limpieza que darán lustre a las jornadas diurnas con su espectaculares paseos de caballos.

La Portada de 2008 recrea el sevillano edificio del Costurero de la Reina y ha requerido una inversión de 470.000 euros. También como novedad se ha instalado una caseta en donde se arreglarán gratuitamente los trajes de gitana que no aguanten la dura batalla de la fiesta. Y este año se ha conseguido hasta enlatar el aroma de azahar que tanto define a Sevilla gracias al trabajo de la empresa andaluza especializada en marketing olfativo Aromarketing, que ha recreado este característico olor para la caseta del Real Club de Enganches.

Pero salvada in extremis una huelga de los autobuses municipales, el protagonismo de la feria puede volver a recaer en una vieja conocida de la primavera sevillana: la lluvia, que ya deslució la Semana Santa de la ciudad. Las previsiones dan agua para casi toda la semana, como se demostró ayer mismo en las horas previas al encendido de las 25.000 bombillas del tradicional Alumbrao. Aunque hay 40.000 farolillos de repuesto, el Ayuntamiento ya ha avisado que esta vez no repondrá los que caigan pasto de las tormentas. Un millón de fieles cruzan los dedos.